martes, febrero 27, 2024
32.3 C
San Pedro Sula
VER MAS

    En COP28, Honduras anuncia Visión Renovada para Conservación y Defensa de la Moskitia atrayendo la atención de Cooperantes Intencionales

    Las selvas de la Moskitia en Honduras, donde se ubica la Reserva de Biosfera de Río Plátano, Patrimonio de la Humanidad, constituyen la segunda mayor extensión de tierras silvestres de Centroamérica y uno de los cinco Grandes Bosques de Mesoamérica.

    En estas tierras, el jaguar, la guara roja, el tapir y el pecarí de labios blancos vagan en libertad, mientras más de 100,000 habitantes indígenas Miskitu, Mayangna, Tawahka, Pech y Garífuna custodian sus territorios ancestrales.

    - PUBLICIDAD -

    No obstante, este santuario de biodiversidad y patrimonio cultural está bajo la sombra de amenazas inminentes. La ganadería ilegal, impulsada por el crimen organizado y el narcotráfico, está arrasando con los bosques y desestabilizando la región, poniendo en riesgo la seguridad física, cultural, alimentaria y del agua de las comunidades locales e indígenas, además del clima global.

    En los últimos 20 años, la Moskitia ha visto desvanecer cerca del 25% de sus ecosistemas por la codicia de aquellos que se apropian de sus tierras y explotan sus recursos por intereses particulares, en específico por los siguientes factores:
    1. Pérdida de la gobernanza forestal y débil presencia institucional
    2. Apertura de calles a través de áreas protegidas
    3. Ganadería y agricultura extensiva
    4. Acaparamiento ilegal de tierras
    5. Sobreexplotación del bosque
    6. Crimen organizado y narcotráfico
    7. Titulación de tierras forestales nacionales a privados (pérdida de patrimonio nacional)
    8. Efectos del cambio climático (lluvias más intensas, sequías más prolongadas)
    9. Invasión y usurpación de tierras indígenas.

    Whatsapp Image 2023 12 06 At 19.24.38

    Combatir la deforestación, el crimen y la inseguridad es también luchar por la dignidad y el progreso sostenible de nuestras comunidades originarias, así como fortalecer la gobernanza y nuestra resiliencia frente al cambio climático. Ahora es el tiempo de detener la devastación de nuestros bosques, la caza ilegal de vida silvestre, reinstaurar la seguridad en esta zona vital y forjar un nuevo paradigma de desarrollo que garantice el bienestar de los pueblos indígenas de la región, para el bienestar de los pueblos que habitan ahí, para Honduras y para el Mundo.

    Estamos en un punto crítico, un momento decisivo en nuestra trayectoria ambiental, de nuestro compromiso refundacional y Honduras está preparada para asumir un rol de liderazgo ejemplar.

    Considerando estas amenazas y necesidades, el Gobierno de la Presidenta Iris Xiomara Castro ha priorizado la atención y defensa de la Biosfera de Río Plátano y la Mosquitia hondureña, a través del Instituto de Conservación Forestal (ICF) se ha liderado, en conjunto con las Fuerzas Armadas y la Fuerza de Tarea contra del Delito Ambiental, logrando los siguientes resultados contundentes para esta importante región del país en el campo de conservación y defensa forestal:
    1. Durante 2022 – 2023: Reducción de la deforestación en la zona núcleo de la Reserva de Biosfera de Río Plátano en un 66%.
    2. Instalación del Primer Batallón de Protección Ambiental ubicado en base militar el Aguacate, Catacamas, Olancho. Para la protección y defensa de los bosques en la región oriente del país
    3. Instalación de Puesto de Control Interinstitucional de Krausirpi, municipio de Wampusirpi, Gracias a Dios; con el propósito perseguir el delito ambiental y controlar el tráfico y flujo de
    maquinaria, motosierras, ganado, invasores; frenar el tráfico ilegal de madera, vida silvestre; servir como modelo de gestión para futuros puestos de control ubicados en lugares estratégicos; demostrar la voluntad y la efectividad de colaboración interinstitucional a nivel de campo (entre FFAA e ICF) y con los demás entidades como la Procuraduría General de la República y la Fiscalía Especial del Medio Ambiente.
    4. Fortalecimiento de la Fuerza de Tarea Interinstitucional contra el Delito Ambiental (FTIA), incrementando el número de operativos y la cantidad de personal institucional y de las Fuerzas Armadas de Honduras para atender las denuncias y operativos contra el delito forestal y ambiental.
    5. Reconocidos los derechos ancestrales y de propiedad a las comunidades indígenas Miskitu y Garífunas, ubicadas en la Zona Cultural de la Reserva del Hombre y la Biosfera del Río Plátano,
    en el municipio de Juan Francisco Bulnes, departamento de Gracias a Dios: Título Bipartito (Rayaka- Plaplaya) por 6,893.00 hectáreas y título Plaplaya por 2,171.00 hectáreas; sumando de esta forma 9,064 hectáreas de reconocimiento de derechos a pueblos originarios.
    6. Por tener fines extractivistas sin asegurar la sostenibilidad de los recursos forestales, el ICF realizó la cancelación de 4 planes de manejo forestal de bosques en la Mosquitia, de los sitios
    Pranza Suhi, Auka, Rus Rus Mabita y Buhutia, representando un área total de 208,801.78 Hectáreas. Así como suspensión de planes de manejo forestal en bosques de los sitios Rumdin, Alemánksa, Rus Mabita II y Truktsinasta siendo un área total de 153,848.27 Ha hectáreas.
    7. El ICF igualmente realizó la suspensión de todas las industrias primarias instaladas en la Moskitia: Industria forestal La Moskitia, Aserradero Lempira, Industria Forestal Los Pinos, Del
    Bosque Agroforestal S. de R. L y Industria Forestal Villa Hermosa
    8. En el tema de conservación de ecosistemas y biodiversidad, se han realizado 210 acciones de supervisión, vigilancia y patrullajes, abarcando un área total de vigilancia de 190,600 hectáreas
    en la Biosfera de Río Plátano con el Programa Ambiental Padre Andrés Tamayo.
    9. Contribuyendo a la restauración de cobertura forestal y apoyando la seguridad alimentaria, el ICF ha establecido 146 hectáreas de sistemas agroforestales en la Biosfera de Río Plátano entre los municipios de Dulce Nombre de Culmí e Iriona, entregando 16,365 plantas frutales y 19,039 plantas maderables.
    10. Hemos impulsado y realizado el Lanzamiento de la campaña “Salvemos la Biosfera de Río Plátano”, la cual tiene como objetivo establecer una agenda de trabajo conjunta con instituciones de gobierno, organizaciones civiles, comunidades organizadas, cooperantes, academia y lo más importante con la población común, para preservar y defender sus recursos naturales, que permita la recuperación ambiental y cultural de esta región que representa y es el segundo bosque más importante de la región mesoamericana.
    11. En el marco de las acciones de la Fuerza de Tarea contra el Delito Ambiental (FTIA) a través de una denuncia, se realizó una visita al sitio de Tilas Unta, municipio de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios, zona de cultural de la Biosfera de Río Plátano, donde se realizó la neutralización de viviendas y desalojo de personas no indígenas asentadas ilegalmente en una zona que ahora se encuentra protegida por un destacamento militar con el propósito de restaurar sus recursos forestales.
    12. Iniciado el proceso de creación de un juzgado ambiental para atender las denuncias de los delitos que ocurran en la zona de la Mosquitia; la cual manejará tres jurisdicciones: centro, la
    Mosquitia-Olancho, y Nor-Occidente creo es la otra
    13. Aumento de la presencia institucional en la zona de la Biosfera de Río Plátano mediante el Programa de Guardarecursos del Fondo Para el Manejo de Áreas Protegidas y Vida Silvestre y el Programa Ambiental Padre Andrés Tamayo, aumentando la cantidad de guardarecursos y personal técnico.
    14. Hemos gestionado con la cooperación internacional, alianzas estratégicas para implementar planes de acción para la conservación de la Biosfera de Río Plátano, para la restauración, protección, monitoreo y manejo integral de la Reserva con la Unión Europea, Sociedad para Conservación de la Vida Silvestre (WCS), Fondo para el Manejo de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, PANTHERA, GIZ.
    15. Fortalecimiento de la coordinación y gestión con las Fuerzas Armadas de Honduras para la construcción y habilitación de puestos de control interinstitucionales, como parte de la iniciativa de los batallones verdes para la protección ambiental, frenar la tala y el tráfico ilegal del bosque.

    Whatsapp Image 2023 12 06 At 19.24.37

    Hoy, proclamamos una nueva visión para la Moskitia, centrada en tres pilares fundamentales de acción:
    1. Protección Efectiva y Reducción de la Deforestación
    Hoy anuncio el compromiso de Honduras para reforzar la protección de los bosques de la Moskitia con la meta de lograr cero deforestación y cero ganadería ilegal en la Moskitia hondureña para el 2030.
    El gobierno de Honduras se compromete a emprender una serie de acciones decisivas para la protección y revitalización de la Moskitia, enfocados especialmente en erradicar la ganadería y ocupación ilegal de áreas protegidas y territorios indígenas por colonos. Entre estas, se destaca el fortalecimiento de las unidades de conservación mediante la asignación de personal y recursos necesarios para garantizar una
    gestión efectiva del área. Se fortalecerá una fuerza de tarea interinstitucional para combatir el delito ambiental y asegurar la judicialización de estos crímenes. Además, se establecerá un Juzgado Ambiental
    dedicado a procesar y sancionar las infracciones medioambientales. Además de la recuperación de tierras ocupadas ilegalmente, se fortalecerá el reconocimiento legal de los territorios indígenas. Por último, se analizarán y adaptarán políticas y programas estatales para mitigar la expansión de la ganadería ilegal, buscando un desarrollo sostenible y respetuoso con los ecosistemas y las comunidades que dependen de ellos.
    2. Restauración de Bosques y Economías Sostenibles
    Nos comprometemos a un objetivo audaz pero alcanzable: la recuperación y restauración de 100,000 hectáreas en manos de ganaderos ilegales, beneficiando las economías locales de 1,500 hogares
    indígenas. El gobierno hondureño se compromete a transformar tierras utilizadas para la ganadería en sistemas agroforestales que proporcionen medios de vida sostenibles, ingresos económicos y seguridad
    alimentaria para las comunidades locales. Se busca la restauración de tierras de fincas ganaderas ilegales a su estado natural como bosques, y el fomento del empleo en actividades que sean compatibles con la
    protección de bosques y la conservación de la biodiversidad. Además, se implementará un programa de acuerdos de conservación que incluirá pagos por servicios ambientales y otros mecanismos incentivadores, con el fin de alentar a las comunidades indígenas a proteger sus bosques. Estos acuerdos buscarán ser claros, transparentes y asegurarán una distribución equitativa de los beneficios colectivos.
    3. Mecanismos de Financiamiento Sostenible
    Para asegurar que estos planes no sean solo promesas, ya estamos invirtiendo como gobierno. Con esta nueva iniciativa, buscamos implementar nuevos mecanismos financieros innovadores destinados a generar $7-10 millones anuales en perpetuidad. Estos fondos serán la base para un desarrollo que respete el pulso de la naturaleza y el latido de nuestras comunidades, con más árboles, y menos vacas. Este enfoque no es una elección, sino una necesidad, y es el camino hacia un futuro en el que el medio ambiente, los derechos indígenas y el desarrollo sostenible coexisten en armonía. Esta es nuestra revolución — una revolución por la naturaleza, la justicia y la dignidad del pueblo hondureño. Invitamos a la comunidad internacional a unirse a esta causa, no solo por Honduras, sino por el legado que dejaremos a las futuras generaciones.
    ¡Juntos, podemos escribir un nuevo capítulo para nuestro planeta!

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora