Cárcel cinco estrellas en Perú donde los presos disfrutan de alcohol, piscina y discoteca

Fiesta con alcohol y piscina para descansar: una escena más propia de unas vacaciones que en realidad corresponde a las instalaciones de una cárcel peruana.

La filtración de varias imágenes en las que se observa a presos del Penal de Lurigancho con cervezas, teléfonos móviles y hasta con televisores sin ningún tipo de restricción por parte de las autoridades penitenciarias han desatado un escándalo en el país latinoamericano.

Un reportaje difundido por el programa televisivo peruano ‘Panorama’ ha levantado una gran polémica sobre las condiciones de vida de algunos presos en el Penal de Lurigancho, al este de la ciudad de Lima.

La situación se ha hecho pública a raíz de una denuncia de un familiar de un preso, que filtró imágenes en las que se aprecia que los prisioneros del pabellón 11 A y 12 A celebran fiestas, ingieren bebidas alcohólicas y hasta disfrutan en una piscina con total impunidad, informa ‘El Comercio’.

Así, los internos del penal tienen acceso desde a cervezas (por poco más de cuatro euros) hasta a drogas, y por ciertas cuotas pueden tener teléfonos móviles, televisión por cable y hasta Internet en sus celdas. Además, cuentan con una sala de fiestas improvisada y apenas alumbrada por luces de colores, con música estridente y mesas para beber.

El reportaje revela que los condenados tienen el aval del delegado de este penal, Esteban Quispe Tintaya, un expolicía condenado por secuestro, y que el director de la cárcel, Eduardo García de La Cruz, también está al corriente de estas irregularidades.

Ante estas revelaciones, el director general de la Policía, Luis Flores Goycochea, ha confirmado que el director del penal y todos los oficiales que trabajaban en el recinto han sido apartados de sus cargos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here