El policía héroe que en vez de arrestar a una adicta embarazada adoptó a su bebé

346

Una llamada de rutina sobre un robo en una tienda dio lugar a un momento trascendente en la vida de un policía que intervino y se topó con una mujer embarazada que se inyectaba heroína en plena calle.

El agente terminó adoptando al bebé y fue descrito como un verdadero “héroe” por el alcalde de Albuquerque Tim Keller durante un homenaje por su gesto.

Todo empezó en septiembre, cuando el agente Ryan Holets y su compañero Jonathan Kreamer encontraron a Crystal Champ, de 35 años, y un hombre inyectándose heroína en un terreno cercano a la tienda. Los agentes se acercaron a la pareja, que estaba en la calle, y la interrogaron. Holets se dio cuenta de que la mujer estaba en el octavo mes de embarazo.

(La mujer estaba a punto de inyectar una aguja en el brazo de su compañero cuando el oficial de policía, Ryan Holets, descubrió que esa mujer tirada en el suelo, esperaba un bebé.)

“¿Estás embarazada? ¿Por qué haces esto?”, le dijo a Champ, quien estaba descalza, según se escucha en el video que filmó la cámara que llevaba en su solapa. “Vas a matar a tu bebé”.

Champ le respondió que la adicción controlaba su vida y que probablemente daría al bebé en adopción.

“¿Quién va a querer adoptar a tu bebé?”, le dijo Holets.

policia bebe

Según la policía, Holets no arrestó a Champ y a su compañero, que resultó ser el padre del bebé. Por el contrario, ayudó a pagar para que tuviesen donde dormir.

Y acto seguido ofreció adoptar al niño.

Holets y su esposa ya tenían cuatro hijos: una niña de cinco años, dos mellizos de cuatro y una bebita de diez meses. Pero la pareja había hablado de la posibilidad de adoptar a alguien. El policía, no obstante, hizo el ofrecimiento de adoptar al bebé de Champ sin consultar con su esposa.