Futbolistas brasileños suspenden el partido para empujar una ambulancia fuera de la cancha

327

Los jugadores de los clubes brasileños de futbol Flamengo y Vasco da Gama decidieron sin más aunar esfuerzos para empujar una ambulancia desde el terreno de juego durante su último encuentro, el sábado pasado, en vista de que el vehículo –que acudió en socorro de un jugador lesionado para llevarlo a un hospital– no podía arrancar.

Bruno da Silva, mediocampista del Vasco, había quedado inconsciente tras una colisión y necesitaba atención médica. Pero la ambulancia que debía llevarlo a un centro médico presentó un fallo mecánico y no lograba ponerse en marcha. Entonces los jugadores de ambos equipos olvidaron su rivalidad y unieron fuerzas para sacar el vehículo del campo y así ayudar al compañero lesionado.

El juego se reanudó después del incidente y el partido terminó con un empate de 1-1. Silva fue dado de alta tras pasar una noche en el hospital.