Hackers robaron USD 20 millones y pusieron de cabeza al sistema bancario en México

86

El sistema bancario mexicano fue víctima de hackers quienes a finales de abril lograron infiltrarse en las instituciones financieras y sustraer un aproximado de 400 millones de pesos (USD 20,5 millones), además de provocar retrasos en las transacciones electrónicas y fallas en algunos bancos.

El banco central y el organismo defensor de los usuarios bancarios confirmaron que el 27 de abril diversas instituciones financieras en el país registraron fallas en los programas que las conectaban con la plataforma del Sistema de Pagos Interbancarios (SPEI) –que permite enviar y recibir dinero a través de dispositivos electrónicos- lo que provocó que ese día diversas transacciones quedaran incompletas en afectación de unos 5.000 usuarios, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Los problemas en el sistema SPEI son retrasos de 10 minutos porque se están realizando en un canal más lento por seguridad”, afirmó este lunes en entrevista con Radio Fórmula, Lorenza Martínez, directora del Sistema de Pagos del Banco de México (Banxico).

Información sobre la investigación entregada al diario El Financiero reveló que los hackers extrajeron de los bancos alrededor más de USD 20 millones y realizaron transacciones a cuentas falsas y no a cuentas de usuarios. Los bancos más afectados serían los mexicanos Banorte y Banco del Bajío.

Representantes del sistema financiero señalaron al rotativo que los depósitos de los usuarios están garantizados ya que cuentan con seguros especializados contra ataques cibernéticos, los cuales son ya de lo más común y con ello cubren las pérdidas que se llegan a presentar por este delito.

Hasta ahora no se ha detectado la fuente del hackeo, pero mientras la investigación está en curso, el domingo usuarios de Citibanamex, el más importante del país, reportaron fallas en los sistemas del banco al momento de accesar a los cajeros automáticos, realizar pagos en línea, así como en el uso de tarjetas de débito y crédito.