Le amputaron piernas y manos porque un perro lo lamió

244

Un hombre de 48 años sufrió la amputación de sus manos y piernas, luego de que contrajo una infección poco usual en la sangre, provocada por las lamidas de un perro.

Greg Manteufel permanece hospitalizado en una clínica de Milwaukee a consecuencia de una bacteria que invadió su cuerpo de forma veloz y agresiva.

Su esposa, Dawn Manteufel, comentó que Greg comenzó a tener síntomas similares a los de la influenza.

La doctora Silvia Munoz-Price, especialista en enfermedades infecciosas del hospital Froedtert y la Escuela de Medicina de Wisconsin, explicó que esta bacteria provino de la saliva de un perro.

La infección provocó una caída en su presión sanguínea, que a la vez hizo que la circulación en sus extremidades disminuyera rápidamente, por lo que fue necesario amputarle manos y piernas.

Al no haber sido ni mordido ni arañado, otra teoría de los médicos es que Manteufel no contrajo la bacteria por una lamida directa, sino por haberse tocado el ojo o la boca luego tras tener contacto con saliva de perro.
¿Qué tan probable es contraer esta bacteria?

De acuerdo a Munoz-Price este tipo de infecciones es tan rara, que el 99% de las personas que tienen perros nunca contraerán esa bacteria.

La mayoría de las veces, las personas que la han contraído el patógeno bacteriano Capnocytophaga canimorsus ha sido por mordeduras y aunque casi siempre estos casos terminan con la extremidad de alguna amputación, también se han presentado decesos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades señalan que algunos factores que potencializan el riesgo de contraer esta bacteria son el alcoholismo, tener un sistema inmune débil (por ejemplo, los enfermos de cáncer) o no tener bazo. También se presenta con más frecuencia en personas mayores de 40 años.