El tenis es un deporte en donde el respeto hacia el juego es fundamental. Es incomparable con otros deportes en donde suele haber peleas entre los jugadores o discusiones con los árbitros. Por eso resulta ver raro ver en un court algun grito o queja. Es algo que está fuera de lugar y no está bien visto.

Pero lo que pasó en un Challenger de Sarasota, en Estados Unidos, sin dudas es insólito. El partido que estaban jugando Mitchell Krueger y Francis Tiafoe fue interrumpido varias veces porque los jugadores no podían concentrarse. El punto es que desde afuera del estadio se escuchaban los gemidos de una pareja teniendo sexo.

Por supuesto que mientras esto pasaba, los jugadores no hacían más que reírse. En el relato del match, se escucha al periodista desconcertado ya que no entendía de donde podía venir semejante muestra de amor. Algunos piensan que fue una ventana abierta, otros que era una película triple X a todo volumen, y los más imaginativos resaltan que era una pareja teniendo sexo en otra cancha.

“No puedes ser tan bueno”, gritó Tiafoe, quien recibió un mensaje de Mitchell Krueger a través de su cuenta de Twitter para reírse con su rival del insólito momento. “Hey, Francis Tiafoe, ¿estamos a punto de convertirnos en un fenómeno viral?”, bromeó Krueger.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here