El actor Nicolas Cage dilapida $120 millones en “locuras”

Hubo una época en la que el actor Nicolas Cage estaba en lo más alto de la meca del cine, protagonizando cintas como Leaving Las Vegas -por la que ganó el Oscar a Mejor Actor- o Adaptation. Sin embargo, esa etapa pasó a mejor vida hace bastantes años y, de un tiempo a esta parte, el actor se ha tenido que conformar con papeles menos aplaudidos, viendo cómo su reputación descendía al ritmo de su cuenta corriente.

El hecho de no encontrar películas con el caché suficiente para mantener su costoso nivel de vida, sumado a que nunca ha sido de esas personas capaces de renunciar a un capricho, ha provocado que el intérprete esté en sus horas más bajas.

Y no se trata solo de una forma de hablar pues, según publica el Daily Mail, Nicolas Cage ha sido capaz de dilapidar su fortuna en un tiempo récord, pasando de 150 millones de dólares (unos 120 millones de euros) a tan solo 25 millones (20 millones de euros). El motivo lo encontramos en las peculiares compras que ha hecho a lo largo de los últimos años.

Importante :  Disparan contra posta policial de Las Vegas, Santa Bárbara

En un momento de su vida, el actor llegó a tener en su poder las llaves de 50 casas, incluida una mansión valorada en 25 millones de dólares en la playa californiana de Newport, una casa de campo en Rhode Island y una vivienda en Las Vegas. Sin embargo, la posesión más extraña es la mansión embrujada LaLauri, en Nueva Orleans, una propiedad famosa al otro lado del charco por haber pertenecido a la asesina Delphine LaLaurie y cuya historia fue contada en la serie American Horror Story: Coven.

Muy cerca de esta localización se encuentra el cementerio de Nueva Orleans, donde Cage mandó construir una tumba con forma de pirámide en la que se puede leer “Omnia ab uno” (Todos somos uno). A día de hoy, el actor ha optado por guardar silencio sobre sus motivos para mandarla construir, pero algunas personas apuntan a que podría ser su particular homenaje a la saga ‘La búsqueda’, protagonizada por él.

Importante :  RECORRIDO TURÍSTICO: Conoce Las Vegas, Santa Bárbara, capital minera de Honduras

En cuanto a objetos mucho más pequeños, su nombre saltó a las noticias cuando se gastó 150.000 dólares (120.000 euros) en el primer cómic de Action Comics en el que sale Superman. Una afición que va más allá de este ejemplar, pues su colección completa está valorada en más de 1,5 millones de dólares (1.2 millones de euros).

Un pasatiempo igual de caro, pero mucho más extraño, es el que tiene de atesorar cabezas. Además de varias Tzantzas, las cabezas reducidas de pigmeos, Nicolas tiene en su haber la cabeza fosilizada de un dinosaurio, de más de 67 millones de años, y que le costó 246.000 euros.

Importante :  Filtran las últimas imágenes de George Michael a meses de su muerte

Otros de los motivos por los que su cuenta corriente perdió ceros tan rápidamente está en su obsesión por los animales exóticos. Tiene dos cobras albinas por las que pagó 217.000 euros euros y un pulpo gigante que le costó otros 150.000 dólares. Además, hace unos años fue el dueño de un tiburón y de un cocodrilo, con quien aseguró haber compartido cama.

Como a gran parte de los actores famosos, también tiene debilidad por los coches de lujo. En 1997 se gastó los ingresos de las películas Cara a cara y Con Air para ganar la subasta de un Lamborgini propiedad del Sha de Irán, Mohammad Reza Pahlavi. ¿El precio? 360.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here