Una juez de Los Ángeles dictaminó que el cantante sea localizado y arrestado de inmediato por no acudir a varias citas judiciales que tenía pendientes por incumplimiento de contrato.

La Justicia de Los Ángeles ha cumplido su promesa: una orden de detención contra uno de los divos más grandes de la música latina.

La peor pesadilla de El Sol se gestó en 2015. Los errores que cometió en aquella fatídica temporada —cancelaciones de conciertos, de giras, incumplimiento de contratos— le han costado al artista las demandas millonarias que tiene que enfrentar ahora. La que puede poner en riesgo su libertad lleva el nombre de su exmánager, William Brockhaus, según ha adelantado la cadena estadounidense Univision. Y, según la demanda a la que ha tenido acceso este diario, la cifra de la deuda con el que fuera su representante asciende a 1.043.483 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here