En Paraguay derriban los cánones de belleza convencional con “Miss Gordita”

330

Hasta hace relativamente poco, los diseñadores ni siquiera consideraban a las personas de talla grande como posibles portadoras de sus creaciones, y las pasarelas eran territorio para las delgadas.

Pero el viernes 14, una decena de jóvenes paraguayas caminó por la pasarela de la séptima edición del concurso Miss Gordita, para demostrar que la belleza y la seguridad existen más allá de los cánones impuestos.

Las participantes realizaron su último ensayo en una discoteca de Asunción y regalaban sonrisas, y se paraban para posar ante sillones vacíos, que en pocas horas se llenarán de público.

Pero la premiación es el fin de un largo proceso, que dura seis meses (antes duraba tres), durante el cual las chicas reciben orientación nutricional y respaldo psicológico para mejorar su salud, aumentar su autoestima y combatir sus inseguridades.

Hasta hace relativamente poco, los diseñadores ni siquiera consideraban a las personas de talla grande como posibles portadoras de sus creaciones, y las pasarelas eran territorio para las delgadas.

Pero el viernes 14, una decena de jóvenes paraguayas caminó por la pasarela de la séptima edición del concurso Miss Gordita, para demostrar que la belleza y la seguridad existen más allá de los cánones impuestos.

Las participantes realizaron su último ensayo en una discoteca de Asunción y regalaban sonrisas, y se paraban para posar ante sillones vacíos, que en pocas horas se llenarán de público.

Pero la premiación es el fin de un largo proceso, que dura seis meses (antes duraba tres), durante el cual las chicas reciben orientación nutricional y respaldo psicológico para mejorar su salud, aumentar su autoestima y combatir sus inseguridades.