Este es el secreto mejor guardado de ‘Juego de Tronos’

182

Rodar una serie como Juego de Tronos no es nada fácil. Muchas localizaciones diferentes y un vestuario totalmente adaptado a las condiciones climatológicas de cada reino que exigen un presupuesto elevado para alcanzar la perfección.

Para que te hagas una idea, el presupuesto para cada capítulo de Juego de Tronos ronda los 10 millones de euros. Una de las tareas más arduas es el diseño y confección de los trajes que los actores visten. El equipo de vestuario cuenta con 100 personas que se encargan de la elaboración de los trajes midiendo hasta el más mínimo detalle, incluso el desgaste que las telas han de tener para darles realismo.

Una de las prendas más características de la serie son las capas de pelo con las que se cubren los protagonistas del Norte, y ahora que el invierno está aquí definitivamente, más. Michele Clapton, diseñadora de vestuario de las cinco primeras temporadas de la serie, desveló en una conferencia sobre el diseño de trajes de Juego de Tronos que las capas que llevan los miembros de la Guardia de la Noche están hechas con alfombras de la cadena de muebles sueca Ikea.

Sí, has leído bien. Según explicó la modista, no es que el equipo de vestuario ponga una alfombra sobre los hombros a Jon Nieve al llegar al plató, sino que hay todo un proceso que hace que las capas de los vigilantes del Muro parezcan pieles de animales de verdad. “Las cortamos, las afeitamos y después añadimos unas correas de cuero fuertes y desgaste, que es como una religión en Juego de Tronos”, explicó Clapton.

La siguiente pregunta que viene a la mente es: “¿Y de qué alfombra de Ikea se trata?”. No está del todo claro, pero hay quien apunta que las capas de los miembros de la Guardia Nocturna pueden estar hechas con el modelo RENS, elaborado con lana de oveja y comercializado en color blanco. No se puede encontrar en España, pero sí un modelo muy parecido: la alfombra LUDDE, que cuesta 49,99 euros.