Kim Kardashian: de mujer con curvas “sin talento” a magnate en ‘Forbes’

Basta con abrir la aplicación para obsesionarse con ella. Llamadas en vivo de Kim Kardashian (35), dólares virtuales sólo por acompañarla y un montón de flashes y piropos harán que cualquiera que juegue a “Kim Kardashian: Hollywood” quiera parecerse a la esposa de Kanye West, gastando incluso dinero en ello. Porque la más polémica del clan K no sólo ha hecho su fortuna a costa de exponer su cuerpo y su vida, sino que también a través del interés que causa su cotidianidad, desarrollando un juego de realidad virtual donde sus fans pueden imitar hasta su forma de posar. Un fenómeno que, además de volverla cada día más popular, la ha llevado a la portada de Forbes al ganar casi 41 millones de euros por ser la musa inspiradora de un juego.

 

Este mes, la reconocida publicación de negocios ha dedicado su reportaje principal a la estrella de reality, quien en 2014 se asoció a la empresa Glu Mobile con el fin de desarrollar un juego que pudiese recrear su vida con las mismas localizaciones e incluso situaciones a las que se enfrenta una celeb en Hollywood. La idea de este es que los gamers se conviertan en famosos, consiguiendo contactos, dinero y seguidores hasta que puedan llegar al nivel de alguna de las Kardashian. Éxito que se puede conseguir a través de trabajos, como vender en una boutique o atender a la misma Kim. No obstante, también se puede realizar a través de compra de accesorios o ropa, lo que tiene un costo adicional para el usuario.Kim confesó a Forbes que, en un principio, intentó tomarse este nuevo desafío con cautela porque no sabía si la gente realmente querría emular su estilo de vida. Sin embargo, tras el lanzamiento del juego y las valoraciones positivas, la madre de North y Saint West dijo “oh mi dios, tenemos que continuar con esto”. Una predicción acertada, porque -dos años después- el juego sigue estando entre los más descargados de iTunes e iOS, generando en total 154 millones de euros hasta ahora.

#MILFMONEY

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Tras la difusión de su nueva portada se encendieron las redes sociales con innumerables comentarios sobre cómo alguien que saltó a la fama por un vídeo porno y que dedica sus días sólo a hacerse selfies- podría transformarse en una de las mujeres más ricas de EEUU. No obstante, Kim decidió tomarse los comentarios con humor, señalándose a sí misma con el hashtag #nadamalparaunachicasintalento, el cual ya ha alcanzado 432 menciones en Instagram y 21.000.000 en Twitter. Por otra parte, Kim Kardashian ha declarado a través de sus perfiles que su padre, el fallecido abogado estadounidense Robert Kardashian, se hubiese sentido muy orgulloso de su portada y, por supuesto, de que estuviese en el “Top 100 de celebridades mejor pagadas” al haber acumulado 46 millones de euros durante el año pasado. Una buena racha que pretende seguir replicando mediante sus apps. “Cuando la gente me miraba como diciendo ‘¿qué hace ella en el mundo de la tecnología? ¡Ese no es su territorio! ¡Quédate en la tele! Yo los miraba como diciendo ‘no'” […] Esto es divertido para mí. No me veo deteniéndome”, comentó la “modelo” a Forbes, quienes ya la han coronado como la reina de las aplicaciones.