Claudia Gabriela Aguilera, de 42 años, demuestra que el cantante mexicano Juan Gabriel, quien falleció el año anterior, es su padre y enciende la pelea por la herencia millonaria.

Cuando le preguntaban por su vida privada, Juan Gabriel alzaba sus afilados pómulos, extendía hasta los límites de la mandíbula sus labios gruesos y dejaba ver los dientes. Se reía porque creía que sus secretos se irían con él a la tumba. No contaba con la precisión de su ADN, que ventilaría después de muerto parte del misterio que lo hizo único. Durante mucho tiempo, tuvo a medio mundo entretenido con el juego ambiguo de su doble personalidad, en la que uno de los dos hombres se vestía con vaporosas camisas, deslumbraba con sus lentejuelas y movía como pocos las caderas. El otro escondía, para sorpresa de todos, media docena de hijos.

Y acaba de crecerle una niña. Claudia Gabriela Aguilera tiene 42 años y es, de momento, la única mujer de todos los descendientes del Divo de Juárez. Esta semana mostró a la cadena de televisión estadounidense, Telemundo, el documento que confirmaba el parentesco definitivo con quien había sido su padre todos estos años, pese a no haber tenido un hueco en el funeral ni mucho menos en el testamento. “Yo en realidad nunca dudé, siempre estuve firme en lo que yo sabía que era. Esto lo estoy haciendo por todas las personas que me juzgaron y me siguen juzgando. Siempre lo supe. Yo nunca mentí”, señala Aguilera apuntando directamente al 99,99% de vinculación genética con Alberto Aguilera Valadez, el nombre real del artista. “¡Exclusiva! ¡Una hija más del cantante!”, pregonaron los medios locales.

Desde que falleciera de un infarto a los 66 años el pasado 28 de agosto, no han dejado de crecerle hijos nuevos. Y todos, además, llevan el mismo nombre o derivados de él. Luis Alberto Aguilera y Joao Gabriel Alberto Aguilera, de 26 y 23 años, dieron un paso al frente al conocer que estaban completamente fuera del reconocimiento económico, pese a haber vivido a la sombra de sus hermanos durante todo este tiempo. Se hicieron las pruebas de ADN a través del hermano del artista, Pablo Aguilera, y se han erigido como los nuevos herederos de la corona del Divo de Juárez. “Y más hijos que le van a salir”, espetaba Pablo en medio de la polémica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here