Polache aclara lo que pasó en un partido de fútbol donde aseguran andaba ebrio

El cantante hondureño Polache ha salido al paso este lunes para aclarar sobre un video polémico que circula en las redes sociales donde se le ve que ingresa a una cancha de fútbol para armar un relajo bajo el efecto del alcohol.

Paradojas de la vida, el autor de canciones como “se va a armar la potra” entre otras, esta vez ha sido criticado por actuar fuera de orden y desarmar un partido donde su hijo participaba.

Por eso ha salido a aclarar los hechos: “Era un sábado, partido de ligas menores donde jugaba el equipo de mi hijo, a parte era tarde, no tenía chamba y a esa hora comienzo a tomarme unas birrias – no es ningún pecado -paré en un starmart y compré tres birrias, porque dije: mientras el cipote juega, me las tomo”.

dt.common.streams.StreamServer

Luego expresa que todo marchaba bien. “Empezó la potra, todo tranquilo, ya les habían metido un gol de penal que no era penal y yo no dije nada, me quedé tranquilo, viene el segundo tiempo y el equipo de mi hijo empata 4-4 el partido y de repente le pegan un pelotazo en la cara a un cipote del equipo de mi hijo y el arbitro paró el juego para que asistan el partido, ¿qué se hace en ese caso? el arbitro pone la pelota en el aire para que la agarre el equipo contrario, por lo general se cede la pelota, eso se llama cortesía”.

Y aquí viene lo bueno: “El cipote del otro equipo le pegó un gran patadón directo a la portería, baña al arquero, pega en el poste arriba y rebota afuera, ni siquiera entró y el arbitro pitó gol y a parte de la vivencia del cipote no era correcto. Yo estaba retirado, cuando cayó el gol tampoco dije nada, pero el arbitro rectificó y anuló el gol, fue cuando se malearon los papás, disculpando la palabra, pero están viendo la “verguiada” y quieren que se las acepten, fue allí cuando me molesté y cuando dije, púchica al cipote le están enseñando que gane a la brava, con mandracadas”.

dt.common.streams.StreamServer (1)

En ese momento admite que fue cuando explotó. “Yo me metí a la cancha a sacar a mi cipote porque no quería que siguiera jugando con esa mandracada, porque dije, desde chiqüines les estamos enseñando a que sea mandraquero. Quedé como ridículo, como payaso, esa es la historia”, aclaró.

Por último salió a dar una disculpas: “Me puedo disculpar con los cipotes, con los niños, pero no me voy a disculpar con ninguno de los padres de familia, que cualquier de ellos que estuvo allí y si tienen un poco de ética,  y moral, me van a dar la razón”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here