La justicia francesa condenó este martes a la revista Closer a pagar más de 100.000 euros por daños y perjuicios al príncipe William, duque de Cambridge, y a su esposa Katepor haber publicado fotos de la duquesa con los senos desnudos en 2012.

Además, la directora de la redacción y el director de la publicación fueron condenados a una pena máxima de 45.000 euros de multa (unos USD 53 mil) por el Tribunal Correccional de Nanterre, al este de París.

La duquesa y su esposo William, segundo en el orden de sucesión al trono británico, además obtuvieron cada uno más de 50.000 euros por daños y perjuicios. Ellos reclamaban un monto total de 1,5 millones de euros (casi USD 1.8 millones).

Todos los acusados en este caso fueron declarados culpables de atentar a la intimidad de la vida privada o de complicidad. El abogado de la revista consideró que la decisión es “conforme a la jurisprudencia”, pero comentó que la multa fue “exagerada para un simple caso de índole privado”.

Durante la audiencia, a comienzos de mayo, el abogado leyó una carta en la cual el príncipe Guillermo denunciaba hechos “particularmente dolorosos, puesto que nos recuerdan al acoso (sufrido) a causa de la muerte de mi madre”.

El fiscal había reclamado imponer multas “muy significativas” a los dos representantes de Closer (Laurence Pieau, directora de la redacción, y Ernesto Mauri, director de publicación), así como a dos paparazzi de la agencia fotográfica parisina Bestimage, Cyril Moreau, de 32 años, y Dominique Jacovides, de 59, sospechosos de haber tomado esas fotos.

Ambos fotógrafos, que niegan cualquier implicación en el caso, fueron multados cada uno con 10.000 euros, 5.000 de los cuales en suspenso.

Los cuatro procesados deberán pagar solidariamente 50.000 euros a cada uno de los esposos.

Las imágenes publicadas el 14 de setiembre de 2012 en Closer mostraban a Catalina y Guillermo al borde de una piscina en una lujosa finca de Luberon (sur de Francia). La duquesa vestía solamente la parte inferior de un bikini.