Britney Spears enfrentó a los críticos que sostenían que no podía cantar sin playblack. En su último concierto en Las Vegas, decidió demostrar que aún conserva la voz que enamoró a sus fanáticos en la década de los 2000 e interpretò en vivo una potente canción de Bonnie Raitt: Something to Talk About.

Los resultados se reproducen en forma de video en todas las redes sociales con evaluciones dispares. Hay que quienes mantienen que la princesa del pop no puede cantar en vivo y otros que la elogian.

Spears tambièn se animò a hablar estos días de sus años más oscuros, cuando se refugió en las adicciones. “En un momento, los medios te destrozan y es algo realmente horrible, pero al otro te ponen en la cima del mundo’, contó Britney Spears. “Pero soy una chica del sur y me gusta ser honesta, así que démosles a esos hijos de puta algo de qué hablar”, agregó antes de cantar el hit de los noventas.

Esta es la primera vez que Britney Spears canta en vivo desde su gira Circus del 2009.