Entusiasmados privados de libertad participan en inauguración del año escolar 2021

Cumpliendo con las medidas de bioseguridad y ocultando su sonrisa de felicidad bajo la mascarilla, un grupo de privados de libertad del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT), participaron en la ceremonia de inauguración del año escolar a nivel de Educación Básica y Media.

Durante la ceremonia, las autoridades del Institutito Nacional Penitenciario (INP), reiteraron su apoyo en el fortalecimiento de los procesos de reeducación, rehabilitación y reinserción social de las personas privadas de libertad, con la facilitación de material didáctico y útiles escolares, los insumos necesarios para que los internos no tengan que incurrir en gastos para su proceso de formación.

Se informó, que la dinámica de clases será semi presencial, en donde a los estudiantes se les impartirá clases dos veces por semana y se les asignará trabajos que tendrán que presentar en un día establecido y en el cual recibirán su próxima asignación de trabajo y se les entregará los materiales para cumplir con sus tareas.

Para garantizar el proceso de enseñanza – aprendizaje, las autoridades penitenciarias entregaron a cada uno de los internos, un kit escolar en el cual se incluye cuadernos, lápices, juego de reglas, cartilla estudiantil, entre otros útiles.
Durante el año escolar se les seguirá entrega material para un aprendizaje efectivo.

Los internos que conviven en el CPNT, tienen la oportunidad de continuar estudiando en la Escuela Gubernamental Luis Andrés Zuniga y el Instituto Técnico Juan Ramón Molina, ambos certificados por la Secretaria de Educación que ha asignado personal docente tanto para Educación Básica como para Media. En los certificados no se indica que estudio en un centro penitenciario para evitar que sean objeto de discriminación o estigmatización por parte de la sociedad.

Gracias por el apoyo
Durante la ceremonia, uno de los estudiantes en representación de sus compañeros agradeció la oportunidad de continuar estudiando y “permitirnos demostrar que aunque estuvimos aquí (centro penitenciario), tuvimos la oportunidad de cambiar y que ahora somos nuevas personas”.

Reconoció el apoyo que reciben de las autoridades penitenciarias que les facilitan todos los materiales “educarnos es gratis, tenemos el tiempo, nos dan los materiales, solo es de querer comenzar, no importa la edad, lo importante es querer cambiar para ser un buen ejemplo y orgullo para nuestras familias”.

Son personas valientes
Por su parte, el Coronel de Infantería Luis Enrique Maradiaga, subdirector de Gestión Penitenciaria del INP felicitó a los estudiantes por ser “personas valientes, por qué tomaron una decisión que no es sencilla, seguir estudiando sin importar la edad”. Los incito para que “cuando se vayan de aquí, no deben ser los mismos, debemos agarrarnos de la mano de Dios. Dios transforma vidas, eso es lo que hace”.

Les aconsejó que cuando recuperen su libertad, deben salir con un buen propósito, con una visión, demostrar que no son las mismas personas y ser el orgullo para sus familias, un ejemplo para sus hijos, que vean en ustedes al buen padre y ejemplo a seguir.
“Los incito para que se enfoquen en la educación para que alcancen otro nivel, otro grado, debemos proponernos salir adelante, ver hacía su futuro y el de sus familias, hagan que sus familias se sientan orgullosas de ustedes”, les mencionó.

Inicio de clases
De manera gradual, las actividades escolares han comenzado en los distintos centros penitenciarios en donde las clases se desarrollarán de manera semipresencial, cumpliendo con las medidas de bioseguridad tanto para los docentes asignados por la Secretaria de Educación, como por los facilitadores educativos.