Equipo de la OMS en Wuhan afirma que el coronavirus tiene un origen zoonótico pero aún no logró identificar la especie que lo originó

Los investigadores delegados del gobierno chino y el equipo de expertos enviado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) dicen que el primer caso con el virus del que tienen certeza se registró el 8 de diciembre de 2019. Y el primer caso relacionado con el mercado de Huanan en Wuhan data del 12 de diciembre.

La aclaración la ofreció el doctor Liang Wannian, líder del Panel de Expertos de respuesta al COVID-19 de la Comisión Nacional de Salud de China, en medio de la rueda de prensa que ofrecieron los líderes de la misión conjunta en Wuhan, China, este 9 de febrero de 2021. De ahí se desprende una de las conclusiones que presentaron los investigadores este martes: el virus que desencadenó la pandemia que a la fecha ha cobrado al menos 2,3 millones de vidas, el SARS-CoV-2, se empezó a registrar en Wuhan en distintos puntos, algunos inconexos con el mercado de mariscos de Huanan o con otros mercados, y no hay información de su existencia antes de diciembre de 2019.

Wannian fue más allá: «basados en la investigación sobre la información disponible de diferentes países, hemos descubierto que la circulación del Covid-19 podría haber sido más temprana que el primer caso reportado, por unas pocas semanas».

Las conclusiones del panel de investigadores no ofrecieron grandes revelaciones alrededor de los orígenes del virus. El doctor Wannian explicó la metodología de trabajo, a partir de los grupos y las fases en las que se dividió el equipo de 17 expertos chinos y 17 investigadores internacionales provenientes de diez países enviados por la OMS.

Wannian explicó que sus conclusiones se extraen de la revisión de literatura científica, los registros epidemiológicos de distintas regiones de la provincia de Hubei, los bancos de sangre, los reportes del personal sanitario y, entre otras fuentes, la investigación que se ha hecho en distintas partes del mundo. El experto dijo que si bien no encontraron animales positivos para el virus, siguen apoyando la idea de que los murciélagos y pangolines son los huéspedes más probables del virus y que podrían estar en algún punto de la cadena de transmisión hacia los humanos.