Erupción del volcán Etna en Italia provocó una lluvia de piedras

El volcán siciliano Etna está situado muy cerca de la ciudad puerto de Catania, en la costa este de Italia, y experimentó una erupción considerada por muchos como “espectacular”, provocando una lluvia de piedras volcánicas que cayeron sobre la ciudad, esto sin presentar un riesgo para los habitantes de las zonas cercanas, pero que orillo a las autoridades al cierre del aeropuerto para evitar un incidente.

En las imágenes compartidas por espectadores muestran un impresionante desborde de lava  y una nube de cenizas color rosa sobre la cima del volcán. Para el anochecer la nube se había desvanecido en gran medida y autoridades del cuerpo de bomberos continuaron su labor de monitoreo, debido a varios flujos de lava incandescente que seguía vertiendo el famoso volcán.

Las autoridades por parte del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, comentaron que habían visto situaciones peores y que el evento que empezó al final de la tarde del martes no era «no fue nada preocupante».

El volcán Etna cuenta con una superficie de unos 1.250 km2, además de ser el volcán activo más alto de Europa.