Esposa de policía detenido: “Que investiguen al Inspector Ramos, pido justicia”

En Los Tribunales de Justicia de San Pedro Sula se llevó a cabo este martes la audiencia de imputados contra el policía Clase I, Alonzo Vásquez e Isaías Cruz por suponerlos responsables del asesinato del empresario Mario Verdial.

ASÍ SE HA LLEVADO ESTA AUDIENCIA

Sin embargo, la esposa del policía, quien ocultó su nombre por seguridad, brindó una reacción ante los medios sampedranos donde lanzó duras acusaciones y relató qué hicieron, junto a su esposo, el día que asesinaron al empresario hondureño.

“Estoy pidiendo justicia, quiero que se investiguen a los policías quienes estaban asignados con él, que se investigue al Inspector de apellido Ramos y que se haga justicia, porque en ese momento estábamos en la clínica y en ningún momento andábamos teléfono, lo dejó en la casa, teléfono asignado se deja en la posta, porque eso es prohibido andar fuera de sus labores”, comenzó el relato,

En medio de su lamento, dice que “no es justo lo que nos está pasando, nosotros no tenemos la capacidad de pagar un abogado privado”.

Quiere que se investigue a profundidad. “Dicen que harán un vaciado de teléfono y que prueben a ver si hizo las llamadas, allí se va a ver, que tengan todas las pruebas a ver si fue él”.

Volvió a recalcar que “mi esposo en todo momento estuvo conmigo, él no andaba el teléfono para decir que hizo llamadas, es mentira, es falso”.

Al convivir con su esposo, conocía de su trabajo. “Había un punto asignado donde mataron a él (Mario Verdial), un punto de tres policías (en El Calán) y de allí no se tienen que mover, pero se movieron, ¿por qué se movieron?, no habían conos, no habia nada”, aseguró y agregó que “mientras los demás andan tranquilos, riéndose, por que no los investigan, porque a él”.

Es consciente y dice que el proceso que se viene para ellos es largo, “no espero que salga rápido, porque no tenemos las pruebas, no tenemos abogados, ni dinero, el único abogado es Dios, solo hay un defensor público de nombre Óscar”.

Agregó que el momento que estaba en la clínica “hay cámaras, es en la clínica Santa Fe en Cofradía, andábamos con mi niña que estaba enferma. Allí está el registro de la consulta y todo, entonces cómo nos íbamos a movilizar a las 4.20 de la tarde, más bien mi esposo estaba preocupado cuando se enteró de la noticia, porque estaba encargado, de esa zona, y no puede tener esos problemas grandes, a él no le conviene porque es el responsable de eso”.