Estados Unidos intercepta bombarderos y cazas rusos frente a las costas de Alaska

Cazas estadounidenses F-22 interceptaron este lunes a cuatro bombarderos rusos y dos aviones de combate Su-35 frente a las costas de Alaska, según un comunicado del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés).

Los bombarderos rusos de largo alcance ingresaron en la Zona de Identificación de la Defensa Aérea, que se extiende aproximadamente a 200 millas (320 kilómetros) de la costa oeste de Alaska. Los aviones de combate F-22 estadounidenses y un sistema de alerta temprana y control aerotransportado E-3 del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte “identificaron positivamente e interceptaron un total de cuatro bombarderos Tupolev Tu-95 y dos cazas Su-35 que ingresaron a la Defensa Aérea de Alaska Zona de identificación (ADIZ, por sus siglas en inglés) el 20 de mayo “, dijo NORAD en un comunicad.

Dos de los bombarderos rusos fueron interceptados por dos F-22, y un segundo grupo de bombarderos con cazas Su-35 fue interceptado posteriormente por otros dos F-22, mientras que el E-3 aportó vigilancia general”, dijo NORAD. Agregó que “los bombarderos y cazas rusos permanecieron en el espacio aéreo internacional y en ningún momento entraron en el espacio aéreo soberano de Estados Unidos o Canadá”.

El Ministerio de Defensa ruso confirmó el incidente en un tuit este martes, en el que explicó que los bombarderos Tu-95 “realizaban salidas programadas sobre las aguas neutrales de los mares de Chukotka, Bering y Ojotsk, así como a lo largo de la costa occidental de Alaska y costa norte de las islas Aleutianas”.“En ciertas etapas de la ruta, los aviones rusos fueron escoltados por los aviones de combate F22 del USAF. El tiempo total de vuelo superó las 12 horas”, agregó el ministerio.

“La principal prioridad de NORAD es defender a Canadá y Estados Unidos. Nuestra capacidad para disuadir y vencer las amenazas a nuestros ciudadanos, infraestructura vital e instituciones nacionales comienza con la detección, el seguimiento y la identificación positiva de las aeronaves de interés que se aproximan al espacio aéreo de Estados Unidos y Canadá”, dijo el general Terrence J. O’Shaughnessy, comandante de NORAD, en un comunicado.