Estas caricaturas de Mahoma enfurecieron a los terroristas

PARÍS. El ataque del semanario satírico Charlie Hebdo de este miércoles, que dejó al menos 12 muertos en pleno corazón de París, es una muestra de que los islamistas radicales no olvidaron a la irreverente revista que publicó en 2006 las caricaturas de Mahoma.

En un video filmado durante el ataque desde un techo de un edificio cercano, se escucha a uno de los atacantes, vestido de negro kalashnikov en mano, gritar «¡Alá Akbar!» («Dios es el más grande») y luego a otro «¡Hemos matado a Charlie Hebdo!».

Inmediatamente después uno de los atacantes dispara a quemarropa a un policía herido que yacía en tierra. Un disparo certero en la cabeza.

Desde hace casi nueve años el semanario satírico está amenazado por los islamistas radicales. Su redacción fue incendiada en 2011, su director estaba amenazado con ser decapitado y desde hace meses los yihadistas y responsables islamistas piden que voluntarios pasen a la acción contra Francia, país implicado militarmente en diferentes escenarios tanto en Medio Oriente como en Africa.

Las primeras caricaturas de Mahoma salieron en febrero del 2006, con 400.000 copias vendidas y un atentado de matriz islámica. A fines del 2011, las redacción fue completamente destruida por un incendio doloso y el sitio de la publicación fue atacado tras un número especial denominado «sharia Hebdo».

Estas caricaturas de Mahoma enfurecieron a los terroristas
En el 2011 esta publicación que tenía a Mahoma diciendo: «100 latigazos si no te estás muriendo de risa» provocó un ataque que generó un incendio en la redacción.

Desde fines de septiembre Francia participa en los bombardeos de la coalición internacional contra el grupo Estado Islámico en Irak y el presidente francés François Hollande estaría por enviar a la región del Golfo el portaaviones «Charles de Gaulle» para participar en las operaciones.

En Africa, París lidera la lucha contra el terrorismo con un dispositivo de 3.000 militares desplegados en cinco países del Sahel y el Sahara.

«Es evidente que desde la primera publicación de las caricaturas de Mahoma, Charlie se convirtió en un símbolo, en un objetivo», dijo a la AFP Louis Caprioli, ex jefe de la agencia antiterrorista francesa, la DST.

«Nunca olvidaron ni perdonaron lo que consideraron como el insulto supremo. La elección de este objetivo está repleta de símbolos: se apunta a los laicos, que osaron burlarse del profeta. A sus ojos, es una venganza divina», agregó.

Los expertos coinciden en que los terroristas islamistas tienen buena memoria y no se olvidan jamás de su objetivo. Como sucedió con las torres gemelas del World Trade Center en Neuva York, objeto de un primer ataque en 1993 cuando estalló un camión bomba en el subsuelo del complejo y luego el fatal ataque del 11 de septiembre de 2001.

En la esfera radical, en sus páginas de internet, en las grabaciones, los foros de discusión, los discursos de los jefes yihadistas circulan listas de objetivos, siempre las mismas, y se alienta a aquellos que pueden alcanzarlos.

«La pregunta ahora es saber si era una operación aislada, como la de Mohamed Merah (yihadista que asesinó a siete personas en 2012 en el sur de Francia), o el comienzo de las operaciones. ¿Ingresamos en otra dimensión, con una célula que pasó a la acción? ¿Está previsto un ciclo de ataques como fue el caso en París en los años 1980?», se pregunta Louis Caprioli.

«Lo que es claro es que hay que hallar a los asesinos. Estoy seguro que los servicios de seguridad activaron todas sus fuentes, todos sus sistemas de vigilancia, es la urgencia absoluta», añadió.

A fines de noviembre una serie de videos fueron publicados en internet. En ellos se pudo ver a jóvenes franceses radicalizados, que se unieron a las filas del grupo Estado Islámico en Siria, exhortando a los candidatos a la yihad (guerra santa) a seguir su ejemplo o, en su defecto, a «matar a los infieles», a sembrar la angustia y el terror en la sociedad francesa.

Esto dio pie a la inquietud de las autoridades que desde hace meses temen un ataque de este tipo, por uno o varios hombres armados con armas de guerra, lo que las llevó a reforzar la vigilancia de los lugares públicos en ocasión de las fiestas de fin de año.

En Francia, unas mil personas están vinculadas a las filiales yihadistas que llevan a Siria y a Irak, con unos 400 enrolados en las filas de Estado Islámico o el grupo Jabat al Nosra, que se reivindica de Al Qaida. Unos 120 han regresado a Francia luego de haber sido entrenados o de haber participado en combates.

Estas caricaturas de Mahoma enfurecieron a los terroristas 1
Bajo el titular de «Mahoma desbordado por los fundamentalistas», Mahoma exclama: «Es difícil ser amado por idiotas».