Esto es lo que pasa cuando una ‘rubia tonta’ se pone al volante de un deportivo

Con motivo del lanzamiento del nuevo Ford Mustang, el emblemático deportivo que se estrena este año en el mercado europeo, la compañía pidió a una conductora profesional, especialista en escenas de acción, que fingiera ser una rubia tonta ante varios chicos que la conocían en una cita a ciegas.

https://www.youtube.com/watch?v=3Nyr1Ao7iZA#t=194

La chica recibió a sus pretendientes en una cafetería de Dallas (EEUU) y, tras una conversación de lo más banal (en la que simulaba cumplir con el estereotipo de la típica rubia insustancial) les ofrecía llevarles a casa en su coche. Uno de los chicos llega a preguntarle si no prefiere que tome él el volante. Pero, pasados unos minutos, la “rubia tonta” comienza a acelerar, llega a un parking vacío y se pone a hacer todo tipo de piruetas. Los hombres se quedan de piedra.

Tras la exhibición la rubia desvela su verdadera identidad. “¿Así que me ibas a enseñar cómo conducir esto eh?”, les espeta. Sí, el vídeo es sólo un ardid publicitario (y nunca sabremos si está amañado), pero es un buen ejemplo de cómo los estereotipos siguen presentes en las relaciones entre hombres y mujeres y sólo estas últimas están logrando derrumbarlos.

Que las mujeres conducen peor que los hombres no sólo es un estereotipo de lo más rancio, además es un lugar común que no está refrendado por los datos. Durante los cinco primeros años de implantación del carné por puntos, 4,1 millones de conductores fueron sancionados con la pérdida de créditos; de estos, el 79% fueron hombres y solo el 21% mujeres