Estragos por represión pueden generarle demandas al estado de Honduras