Estudiantes suizos ‘destrozan’ el récord Guiness de aceleración

El club de automoción académica de Zúrich (AMZ por sus siglas en inglés) ha roto el récord Guiness de aceleración con un coche eléctrico. Su coche, Grimsel, pasó de 0 a 100 km/h en 1,513 segundos.

AMZ está constituido por estudiantes universitarios de ETH Zúrich y la escuela Luzern de formación superior. En 2014 construyeron el coche para introducirlo en la competición Formula Student Electric, con varios equipos estudiantiles de diferentes partes del mundo.

El coche está hecho prácticamente en su totalidad de fibra de carbono, incluyendo sus llantas. Tiene un motor por cada rueda y pesa 167 kilos, con más de 200 caballos y 1.700 Nm de par, disponibles desde el primer momento, pues los motores eléctricos no necesitan que ocurra la combustión. Gracias a los generadores en los frenos, Grimsel puede recuperar hasta un 30% de la energía gastada para su batería.

Además, tiene otras ingeniosas soluciones como un sistema de tracción que asegura una distribución óptima de poder a las cuatro ruedas o la vectorización de torque para los giros, otorgando más poder a las ruedas de fuera en las curvas.

Para romper el récord Guiness es necesario hacer dos carreras consecutivas, una en cada dirección, y tomar el promedio. El coche debe ser capaz de reproducir su tiempo con otra carrera tan rápida como la anterior. El récord previo estaba situado en 1,779 segundos por otro equipo universitario: GreenTeam Uni Stuttgart.