Facebook se alista para festejar 15 años de existencia y afronta grandes desafíos

La compañía de los Estados Unidos creada por Mark Zuckerberg con sede en California está por cumplir 15 años. Facebook con más de 25.000 empleados y una capitalización de mercado de 541.000 millones de dólares, está rodeada de polémicas, dudas, sospechas y buenas acciones.

Su cumpleaños será el 4 de febrero, en medio del mal momento que atraviesa su fundador quien fue el mayor perdedor de entre los multimillonarios listados por Forbes. Pero antes hay una historia.

Tras un año de escándalos y mala imagen, la semana pasada la fortuna del Ceo de Facebook bajó 7% así como sus acciones también retrocedieron 30% respecto a julio del año pasado. Sin embargo, hoy la red social presenta sus resultados del cuarto trimestre de 2018 con una expectativa optimista: 16.400 millones de dólares en ganancias,un  26% más que en 2017.

Pese a esto, las acusaciones de violación a la privacidad de sus usuarios y de manipulación política afectaron a la compañía, haciendo que Zuckerberg se replantee el modelo de negocio, recuerda El Economista. Por el momento, la red social está siendo velozmente alcanzada por WhatsApp, que ya la equipara en cantidad de usuarios, aunque todo queda en familia: el servicio de mensajería fue comprado por Facebook en 2014. El mayor desafío reside en como rentabilizar tantos usuarios, más de 2.600 millones.

Uno de los grandes cuestionamientos que enfrenta Facebook es que muchos de los usuarios de la red social no comprenden los sistemas que manejan su información y la publicidad, lo que lleva inevitablemente a la desconfianza. Sobre eso, el especialista en publicidad digital Hugo Sáez escribió ayer en Twitter que la explicación de Zuckerberg en relación al manejo de nuestros datos pasa por alto detalles importantes, simplifica el proceso y muchas veces deposita la responsabilidad en el usuario, cuando no debería.

“Todo lo que hacemos en Facebook, Instagram y WhatsApp se registra y se analiza. Pero no sólo eso, gracias al trabajo de analistas de datos, se generan patrones. En general el sistema suele acertar y eso es de gran valor para los anunciantes porque la comunicación impacta al público con un mensaje preciso y personalizado”, sintetizó Sáez y añadió que Píxel es elnombre del código que permite a los anunciantes y a Facebook conocer todo lo que hacemos: “¿Conoces esa sensación de que nos escuchan y saben lo que queremos comprar en todo momento? Es Píxel”, afirmó.

Por otra parte, José Manuel Rodríguez, periodista especializado en redes y transformación digital, señaló en diálogo con El Economista: “Zuckerberg alude siempre al control del usuario, pero lo cierto es que la mayor parte de la gente no sabe muy bien cómo funciona Facebook en términos tan elementales como la selección de los contenidos que ven. Varias encuestas y estudios en EE.UU. indican que una minoría conoce la existencia de un algoritmo que aflora u oculta contenidos que podría ver. Sobre ese ejemplo es sencillo deducir que aún tenemos poca información directa sobre qué pasa con los datos que dejamos ahí, aunque la presión de los escándalos está empujando a Facebook a la transparencia y una mejor gestión”.

En esa línea, el Ceo de la red social aseguró el que vender los datos de los usuarios iría contra los intereses de la empresa, porque reduciría el valor de los servicios a los anunciantes. “Creo que los principios más importantes en cuanto a los datos son transparencia, opciones para poder elegir y control. Tenemos que ser claros sobre cómo usamos la información, y las personas tienen que tener opciones claras para elegir como quieren que se use. Una regulación que codifique estos principios para todo Internet sería beneficiosa para todo el mundo”, expresó Zuckerberg.

Así como los planteos sobre seguridad y privacidad generaron preocupación en Facebook, al mismo tiempo Rodríguez sostiene que transparentar los mecanismos en los que el control es del usuario les resulta conveniente: “Es un momento en el que el debate sobre la regulación es candente y ésta terminará llegando. Las grandes tecnológicas, no solo Facebook, aspiran a asentar las bases para esa regulación, de manera que sea lo menos lesiva posible para su forma de ganar dinero”.

Ante el crecimiento de las otras dos redes de la compañía (Instagram y WhatsApp), Zuckerberg cambió su estrategia hacia la integración de “una familia de aplicaciones” que unirá a los tres gigantes de la mensajería en 2020. “Quiero ser claro: nuestro objetivo es ayudar a la gente a compartir y conectarse más con sus familias, amigos y comunidades”, sintetizó. Volver a los orígenes. ¿Podrá, o la nave ya perdió el rumbo?