Familia abandona a un perro en una casa que va a ser demolida

Dijeron que regresarían por él, pero no volvieron a aparecer. Tigger, un amigable perro boxer, vive desde hace un año solo en una casa de La Victoria. Sus dueños vendieron el predio a una empresa inmobiliaria y dejaron abandonado a este animal como si fuera un mueble viejo. Él necesita encontrar pronto un nuevo hogar debido a que la constructora debe derrumbar la casa para construir un edificio multifamiliar.

La casa de Tigger está ubicada en la calle Villarán, en laurbanización Santa Catalina. Según informó una persona preocupada por la salud del animal, el perro es alimentado por los trabajadores de la inmobiliaria La Venturosa, que adquirió el predio. Ellos incluso juntaron dinero para llevar al can al veterinario.

«Tigger es un perro muy simpático, pero está asustado y triste porque todavía espera a sus dueños. El edificio será derrumbado en marzo y él debe ser adoptado antes«, señaló a El Comercio uno de sus cuidadores.