Familiares y representantes de derechos humanos defienden a detenidos en operación «Dragon I»