Fiscalía de Danlí investiga hallazgo de medicamentos vencidos desechados en la vía pública

100

La Fiscalía Regional de Oriente dio apertura al expediente investigativo 332-2016 relacionado al hallazgo la semana anterior de un lote de medicamentos vencidos que fue desechado en la vía pública.

Específicamente, los medicamentos fueron tirados desde un vehículo en movimiento a lo largo de un kilómetro a inmediaciones de la posta policial de la carretera pavimentada que conduce de Danlí hacia el Valle de Jamastrán.

El Ministerio Público conoció el caso el pasado 17 de agosto, tras ser notificado de lo ocurrido por parte de las autoridades de la Región Sanitaria de la ciudad de Danlí, procediéndose de inmediato a recepcionar una denuncia de oficio para investigar un posible Delito contra la Salud Pública.

El Equipo Multidisciplinario que se desplazó al lugar, constituido por Fiscales y miembros de la Policía Nacional, constataron la gran cantidad de medicinas de diferentes tipos y presentaciones, cuyas fechas de caducidad datan de varios meses y años atrás.

El fármaco desechado aún se está contabilizando, sin embargo, de manera preliminar se trataría de cerca de 100 cajas que en el interior de cada una de ellas están repletas de jarabes en botes plásticos y blíster y ampollas de pastillas, teniendo algunas la viñeta de “Propiedad del Estado de Honduras”, mismos que ya están bajo la custodia de la Fiscalía.

En tal sentido, personal del Laboratorio de Toxicología de la Dirección General de Medicina Forense se está desplazando a la zona, mientras que en el sector los Fiscales de Danlí realizan diferentes diligencias investigativas de recolección de indicios que permitan dar con los responsables de la comisión de este ilícito en perjuicio de la Salud de Población del Estado de Honduras.

De igual manera, por la naturaleza de los hechos, no se descarta que el caso sea también conocido por la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) y la Fiscalía Especial del Medio Ambiente (FEMA).