Francia aumenta los controles para evitar un nuevo confinamiento por coronavirus

El primer ministro de Francia, Jean Castex, dio este sábado la consigna de reforzar los controles para que se cumplan estrictamente las restricciones en vigor para contener la propagación del coronavirus y poder así evitar un tercer confinamiento domiciliario de escala nacional.

Ese fue el mensaje de Castex, según su gabinete, en un encuentro por videoconferencia con los prefectos (delegados del Gobierno) de los 20 departamentos que se encuentran desde el jueves en “vigilancia reforzada” por su elevada tasa de incidencia, superior a 250 casos por cada 100.000 habitantes en una semana.

En esos 20 departamentos, entre los que se encuentran los de la región de París y los de otras grandes ciudades como Marsella, Lille o Toulon, y que suponen en torno al 40% de la población del país, si la situación empeora en los próximos días se endurecerá caso por caso el dispositivo, en particular con un confinamiento domiciliario durante el fin de semana.

Ese tipo de cuarentena ya se encuentra en vigor desde este fin de semana en las ciudades de Niza y Dunkerque, así como en sus áreas de influencia, que se va a prolongar hasta el lunes a las 6 de la mañana para intentar contener la tasa de incidencia allí, que es particularmente elevada.