¿Fraude?: Científico cuestiona el récord de Jeanne Calment como la persona más longeva del mundo

El récord de Jeanne Calment, la mujer francesa que posee el título como la persona más anciana del mundo, pudo haber sido un fraude, según cuestiona Nikolay Zak, un matemático y miembro de la Sociedad de Naturalistas de la Universidad de Moscú (Rusia).

Calment supuestamente murió en 1997 a los 122 años y 164 días de edad, alcanzando el récord de longevidad, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, en su estudio ‘Jeanne Calment: El secreto de la longevidad’, Zak señala que, tras un análisis de diferentes documentos, llegó a la conclusión que la única hija de Calment, Yvonne, usurpó la identidad de su madre.

Según los documentos oficiales del récord, Yvonne murió en 1934 de pleuresía. Pero Zak, tras revisar archivos, fotos y otros documentos, asegura que quien falleció en realidad ese año fue Calment y que su hija falsificó su identidad “para evitar pagar el impuesto a la herencia”.