Froome quita a Contador el liderato del Dauphiné

La quinta etapa del Dauphiné se presentaba como el primer plato de un menú que durará tres días. Un plato, el de hoy, de 140 kms con siete puertos de guarnición. Los ingredientes para el espectáculo estaban servidos después de la etapa insulsa de ayer, en la que los jueces entendieron que Contador entraba en meta en un grupo por detrás del de Froome (Sky). Un corte que le hizo arrancar la etapa de hoy al español con tan solo cuatro segundos de ventaja sobre el corredor de Sky, segundo en la general y seis sobre Richie Porte (BMC).

Desde el km 16 el pelotón empezó a dar vida a la carrera en la cota de Chapelle-Blanche, un tercera suave que llevaría a los corredores hasta la cota d’Arvillard, el col du Barrioz (1ª cat.), el col des Ayes, el col des Mouilles, la cota de la Sarrazine, a 60 kilometros de meta y la meta en una subida de 6,4 kilometros de segunda en las faldas de Alpe d’Huez.

Hasta esas faldas llegaba Dayer Quintana (Movistar) como líder virtual, con otros cuatro compañeros de fuga (Bartosz Huzarski, Enrico Gasparotto, Cyril Gautier y Andriy Grivko), tras una carrera rota y recompuesta con varias escapadas. Una ventaja de poco más de dos minutos que por detrás no ponía nerviosos a los favoritos.

En las rampas de Vaujany

Al inicio de la última ascensión la escapada ya iba perdiendo fuelle y de los dos minutos se redujo la ventaja al minuto y cinco segundos, por detrás el grueso se iba descomponiendo en las primeras rampas de Vaujany, reservando fuerzas para la sexta etapa. De los cinco fugados Gasparotto (Sky) fue el más decidido y puso asfalto de por medio con sus compañeros de fuga. Por detrás los gallos se vigilaban conservadores. La cabeza de carrera ya estaba solo a 15 segundos y la meta a cuatro kilómetros.

A 2,5 kilómetros un segundo hachazo de Froome, al que Contador no pudo responder, dejaba a Froome y Porte en cabeza de carrera. Ambos tiraban a muerte relevándose para sacar al español la máxima ventaja que llegó descolgado a meta con un retraso de 21 segundos. Tras la batalla abrazo de Froome a Porte, antiguo compañero de equipo, al que le saca 7 segundos en la general. Contador tercero a 27 segundos. Este sábado el segundo plato del espectáculo con la Madeleine (a mitad de carrera) y final en alto.