Hackea los sitios yihadistas y es un superhéroe del Internet, como Batman

Anonymous no es el primero en hackear los sitios web de extremistas islámicos. Un misterioso personaje conocido como «The Jester» (El bufón) lo ha estado haciendo desde hace cinco años.

Jester ha hecho caer, por sí solo, a docenas de sitios web que a su parecer apoyan la propaganda y el reclutamiento yihadista. Él dejó de contar cuando su lista llegó a 179.

Para algunos, es un superhéroe del Internet. Como Batman, con los mismos escrúpulos morales cargados de venganza de vigilantismo incluidos.

“Me di cuenta de que tenía que hacerse algo respecto a la radicalización y «preparación» en línea de aspirantes a yihadistas, y que no contábamos con mecanismos para lidiar con eso”, dijo Jester en una entrevista con CNNMoney. “Decidí empezar a desbaratarlos”.
Realmente se sabe muy poco sobre Jester, aparte de su personaje público en Twitter@th3j35t3r: Él no se disculpa, es descaradamente pro-estadounidense y utiliza jerga militar.

Jester apareció por primera vez en Twitter el 19 de diciembre de 2009. Desde entonces, ha utilizado sus habilidades de hacker informático para desmantelar, dañar o exponer cualquier cosa que él considera una amenaza para Estados Unidos, en especial si se pone en riesgo a los soldados. Si una empresa legítima aloja dicho sitio, por lo general esta recibe una breve advertencia antes de que él ataque.

Evalúa la operación que realizó en solitario el 18 de junio de 2014. Era un miércoles por la noche y Jester inesperadamente le envió un mensaje público a través de Twitter a Globotech Communications, una empresa al este de Canadá que aloja sitios web.
“Ustedes están alojando el sitio fajer.info… el cual brinda apoyo material (incluyendo aplicaciones móviles) a terroristas de #ISIS”, advirtió, identificado a un servidor informático en particular.

A las 9:19 p.m., Jester prosiguió con su amenaza característica: “Les insto respetuosamente a revisar mis últimos dos tuits. Deben tomar medidas, o si lo prefieren, yo lo puedo hacer. #30minutos #TickTock”.

Media hora después, el sitio web yihadista se encontraba fuera de línea, y Jester profirió su eslogan: “TANGO DOWN”.

Cinco años de acciones como ésta lo han convertido en una especie de celebridad de Internet. Sus fans compran gorros y playeras con su logo, el cual tiene el rostro de un bufón o su eslogan. Ha acumulado casi 58.000 seguidores en Twitter. Su computadora portátil se exhibe en el Museo International del Espionaje en Washington, D.C.