Hawái multará a quien cruce la calle viendo el celular

237

Honolulu (Hawái) acaba de convertirse en la primera ciudad estadounidense -y posiblemente del mundo- que ha adoptado medidas drásticas para intentar acabar con los llamados zombis del teléfono móvil, esos conciudadanos que pueden verse casi por todo el mundo cruzando calles con la vista hipnóticamente fija en la pantalla del celular o de otro dispositivo electrónico.

A partir de mañana, la policía de la urbe hawaiana y de los condados circundantes podrá multar hasta con 35 dólares (aproximadamente 30 euros) a quienes crucen la calle viendo la pantalla del aparato y, por lo tanto, sin prestar la debida atención al tráfico rodado y poniendo en riesgo su propia seguridad y la de las personas motorizadas.

La medida, que entra en vigor este miércoles, fue aprobada en julio por el alcalde, Kirk Cadwell, y estipula específicamente que “ningún peatón tiene el derecho a cruzar la calle o una vía pública mirando un dispositivo electrónico”. Sí se podrá atravesar la calle hablando con el móvil en la oreja, siempre que se haga prestando atención al tráfico rodado y peatonal. La distracción puede costar 35 dólares.