Hillary Clinton en problemas: revelan mails de sus asesores con burlas a hispanos y católicos

Hace días que la campaña del candidato republicano Donald Trump está en problemas por continuas revelaciones de supuesta inconducta. Pero ahora es el equipo de la demócrata Hillary Clinton el que se encuentra bajo presión, al filtrarse burlas, destrato y desconsideraciones hacia grupos que son vitales para su triunfo, entre ellos, los hispanos.

“Hispanos pedigüeños”, los tilda su jefe de campaña, John Podestá, en un correo privado que, junto con otra catarata de mensajes del mismo tenor, dio a conocer la plataforma de filtraciones Wikileaks.

Los correos muestran expresiones de desconsideración y burla hacia latinos, sureños y católicos, entre otros grupos. “¿Qué hacemos con estos pedigüeños?”, dice uno de ellos, refiriéndose a líderes hispanos.

En los correos también hay mofas contra los católicos pero sugiere que -de todas maneras- vale la pena cortejarlos e interactuar con ellos porque se trata por lo general de sectores con “buen poder adquisitivo” y “socialmente bien relacionados”.

No son correos personales de Hillary, pero sí de su grupo cercano de asistentes. Hasta anoche, ninguno de ellos había desmentido la autenticidad de los mensajes.

Otra línea de comentarios apunta hacia la “debilidad” que los mismos colaboradores de la candidata ven a sus posibilidades. “Me pregunto cuál es el mensaje de su campaña y qué es lo que realmente quiere decir y hacer”, dice uno de ellos.

En ese mismo tenor, otro mensaje agradece que el candidato republicano sea Trump. “Porque si hubiera salido [el senador] Ted Cruz, hasta con ese payaso estaríamos en problemas”.

Sectores republicanos sitúan las filtraciones en el mismo estado de ánimo que llevó a la candidata a hablar de los votantes de Trump como “una canasta de despreciables”, en lo que fue uno de los peores errores personales de las últimas semanas.

“No se dan una idea del odio que hay en su corazón”, dijo Trump durante el debate, al describir a Clinton. Esta mañana, comentaristas radiales cercanos a los republicanos se están haciendo un festín con este material.

En las últimas horas, la campaña se ha convertido en una carrera por ver quién consigue peores filtraciones sobre el otro.

En las últimas 24 horas, ya son tres las mujeres que dijeron haber sufrido maltrato de Trump y señalaron que el magnate “se propasó” con ellas. La campaña dijo que esos relatos eran “pura ficción”. En todos los casos, los testimonios se conocieron después de la difusión de un video en el que el magnate se expresa como un abusador sexual que hace lo que se le antoja con las mujeres.

Él dijo que eran “sólo palabras” en una conversación entre hombres. Los testimonios insisten en que no es así. Y que, por el contrario, esa conversación lo describe en sus actitudes.