Hombre con VIH que abusó de niños migrantes recibe 19 años en prisión

Levian D. Pacheco, de Phoenix, Arizona, fue sentenciado a 19 años de prisión y toda una vida de libertad supervisada por abusar sexualmente de menores no acompañados que se encontraban recluidos en el Centro Kokopelli Southwest Key, dijo la Oficina del Fiscal Federal en Arizona a través de un comunicado de prensa el viernes.

Pacheco, de 25 años y quien era trabajador de atención juvenil en ese centro y estaba a cargo de supervisar a los menores, fue declarado culpable de siete cargos de contacto sexual abusivo con un pupilo y tres cargos de abuso sexual de un pupilo en septiembre, después de que las pruebas en el juicio mostraron que entre agosto de 2016 y julio de 2017 abusó sexualmente de siete adolescentes varones en las instalaciones de Mesa, Arizona.

“Los actos implicaron tocar sobre la ropa los genitales de los niños, así como otros abusos sexuales”, decía el comunicado de prensa.

La sentencia por abuso sexual de un pupilo es de 15 años en prisión y la pena máxima legal por contacto sexual abusivo con un pupilo es de 2 años de prisión, pero la sentencia de Pacheco fue aumentada por el juez de Distrito de Estados Unidos Steven P. Logan, ya que Pacheco expuso a algunas sus víctimas al virus del VIH, dijeron las autoridades.

El Centro Southwest Key respondió a la solicitud de comentarios, diciendo que mantienen la declaración de septiembre, que decía:

“Nos duele que el abuso haya ocurrido en uno de nuestros refugios y, frente a las víctimas sentimos consuelo en que haya habido justicia. Como organización, creemos en la transparencia. El testimonio en el juicio mostró claramente que cuando nos enteramos de posibles abusos, actuamos de inmediato llamando a la policía y suspendidos al individuo involucrado. Luego trabajamos estrechamente con la policía y la fiscalía de Estados Unidos a lo largo de la investigación y el juicio y continuaremos haciéndolo así en la medida en que este caso procede a la sentencia. Continuamos haciendo que la seguridad de los niños sea nuestra máxima prioridad”.

*Con información de CNN