Hombre pide eutanasia; prefiere morir a ser gay

El caso de Sébastien es uno de los más estremecedores de la historia, pues hasta el momento no se había tenido documentado un caso de petición de eutanasia por ser homosexual.

El joven, a quien se le cambió su nombre, según la publicación del portal de la BBC, ha padecido los estragos de vivir en una sociedad que señala las preferencias sexuales como malas o como un comportamiento mal visto.

“Siempre pensé en la muerte. Desde mis primeros recuerdos, siempre estuvo presente. Esto es un sufrimiento permanente, es como estar prisionero en tu propio cuerpo” dijo el joven que al parecer, no se ha aceptado, ni aceptado su homosexualidad.

La eutanasia el legal en Bélgica, de donde el joven proviene y donde la eutanasia es legal desde el año 2002. “No estoy preocupado por el momento en el que me pongan el goteo en el brazo, para mi es una especie de anestesia”, aseguró a la BBC.

Sébastien quien desde los 17 años e encuentra en tratamiento terapéutico, cree que no tiene otra opción, dice que desde su infancia le han atraído los hombres, pero en su hogar, donde predominaba la religión católica, siempre fue una casa de valores y estricta ética, seguramente por la enfermedad que padecía su madre.

Relata que era un joven demasiado solitario, reservado, e inhibido físicamente, tenía miedo a salir, a ser visto, estaba todo el tiempo asustado y era extremadamente tímido.

Conoció a un joven de 15 años, (cuando él tenía la misma edad), se enamoraron perdidamente, era algo excepcional para Sébastien, sin embargo, él se rehusaba a ser gay.

Sébastien precisó que no cree que exista alguna cura milagrosa para la preferencia sexual, pero que definitivamente si se la recomendaran, la tomaría.

Asegura que su decisión va a afectar a las personas de su alrededor, “Lo más difícil ahora es decírselo a mi familia. Conseguir el “si”, eso es lo que va a ser más delicado”.