El huracán Harvey, que el pasado viernes golpeó el estado de Texas y luego provocó inundaciones sin precedentes, es responsable directa o indirectamente de la muerte de 33 personas, informaron el miércoles las autoridades estadounidenses.

Tricia Bentley, vocera de la oficina del médico forense del condado Harris, donde se encuentra la ciudad de Houston, explicó que hasta ahora ha sido confirmado el fallecimiento de 10 personas en varios condados del sureste del estado, pero otras 23 “están potencialmente vinculadas a Harvey”.

Las autoridades temen que el balance de muertos vaya aumentando a medida que las aguas bajen y se pueda acceder a las zonas inundadas.

REUTERS/Adrees Latif TPX IMAGES OF THE DAY

Además, pidieron a los ciudadanos que no conduzcan por zonas inundadas “bajo ningún concepto”, porque la mayoría de muertes confirmadas hasta el momento fueron por manejar por áreas peligrosas.