De tres a nueve años en la cárcel quienes falsifiquen documentos públicos

9

Tegucigalpa. Preocupación e incertidumbre deja a su paso una serie de contenidos maliciosos que circulan en las redes sociales, los cuales se han incrementado en las últimas semanas y con ello crece a pasos agigantados una campaña de desinformación general.

Actualmente la legislación hondureña establece severas sanciones para las personas naturales o jurídicas que falsifiquen documentos públicos, todo en base al Artículo 284 del Código Penal, quienes de ser encontrados culpables podrían cumplir condenas de 3 a 6 años de cárcel.

El Código Penal tipifica que “Será sancionado con reclusión de tres a nueve años, quien hiciere en todo o en parte un documento público falso o alterare uno verdadero, de modo que pueda resultar perjuicio”.

La misma pena se impondrá a las personas que falsifiquen la letra, firma o rubrica. A quien atribuya declaraciones o manifestaciones a quienes no las han hecho. Que falte a la verdad en la narración de los hechos, que altere las fechas y cantidades verdaderas.

Según la legislación vigente, el delito no solo lo comete el que adultere la información por una falsa, también abarca a quien de copia de forma fehaciente del documento y lo difunda.

“Incurrirá también en la pena señalada en el párrafo primero de este Artículo, el ministro religioso que cometiere alguno de los hechos comprendidos en los numerales anteriores, respecto a actas o documentos eclesiásticos que puedan producir efectos en el estado de las personas o en el orden civil”, establece el Código Penal.

En ese sentido, el alto mando de la Policía Nacional condena los actos de falsificación de documentos oficiales que circulan en redes sociales, en los que se utilizan los logos institucionales y formatos oficiales para confundir a la población.

Exhortaron a la familia hondureña a no dejarse sorprender, que las comunicaciones oficiales de la Policía Nacional de Honduras pueden ser constatadas únicamente en el portal electrónico www.policianacional.gob.hn.

Autoridades policiales reafirman el compromiso de mantener el orden y la paz en el territorio nacional, así como la vocación de sus funcionarios de servir y proteger a Honduras.