La Dirección Nacional de Servicios Policiales Fronterizos de Honduras deportó a España a un sacerdote que se había refugiado en ese país.

El sacerdote fue identificado como Joan Alonso Bonals, quien fue subido este jueves  a un avión de Air Europa en el aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales de la ciudad de San Pedro Sula, zona norte del país centroamericano.

Bonals será remitido una vez que llegue a la península Ibérica al juzgado número 4 de la comunidad de Ampostas, Tarragona, España.

El detenido enfrenta cargos por los delitos de abusos de menores, corrupción y prostitución de menores de edad.

El sacerdote iba custodiado por agentes de migración e Interpol.

Se informó que el religioso europeo fue detenido en la zona de la Mosquitia,lugar remoto donde pretendía pasar desapercibido por las autoridades.