El Ombudsman hondureño pide respetar la labor de los periodistas y los medios

76

Tegucigalpa, 30 ene (EFE).- El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras pidió hoy a los cuerpos de seguridad y particulares respetar el trabajo de los periodistas y medios de comunicación, tras las agresiones a comunicadores durante la crisis surgida de las elecciones de 2017.

El organismo indicó que la violencia contra periodistas y medios de comunicación “continúa siendo una amenaza muy grave para el ejercicio de los derechos de expresión y de información”. La amenaza es mayor “contra quienes cubren y denuncian problemas como el narcotráfico, el crimen organizado, la corrupción, violaciones a los derechos humanos o critican a las autoridades gubernamentales”, subrayó el Comisionado en un comunicado.

Las agresiones a periodistas y medios en los últimos dos meses se han dado durante manifestaciones, algunas violentas y con vandalismo, en contra del presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre que aduce el excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla.

“Esta lucha contra la impunidad y contra la perpetuación de las arbitrariedades no ha sido fácil ni para los periodistas ni para los medios ya que, en los últimos años, esta labor ha tratado de ser silenciada y obstaculizada con variadas acciones contra las libertades de expresión y de información”, señaló el organismo encargado de velar por los derechos humanos en el país. Las acciones contra periodistas y medios “van desde querellas en los tribunales, agresiones e incluso amenazas de muerte, por lo que algunos periodistas han tenido que salir del país para salvaguardar su vida y la de su familia”, agrega el comunicado.

El titular del Comisionado, Roberto Herrera, recomendó a los cuerpos de seguridad del Estado mayor respeto a la labor que realizan los periodista, medios de comunicación y la salvaguarda de los derechos humanos de terceras personas, así como de los manifestantes que participan en las marchas de protesta. Según registros de la entidad, en los últimos días, decenas de periodistas y algunos medios de comunicación han sido objeto de amenazas, agresiones y atentados por parte de particulares y de miembros de los cuerpos de seguridad del Estado, en varias regiones del país.

El Comisionado indicó que el Estado debe brindar protección a los periodistas ocupados en la investigación de casos de corrupción, delincuencia organizada, tráfico de drogas y otros temas que pongan en riesgo su vida, su integridad física y la de su familia. “Exigimos que cese el hostigamiento contra los comunicadores sociales ya sea por parte de agentes del Estado como de particulares”, expresó el organismo humanitario. Además, la entidad que dirige Herrera matizó que ha “constatado que aún persiste, por parte de algunas autoridades de los cuerpos de seguridad del Estado, el uso inmoderado de la fuerza”.

También ha evidenciado “la falta de diálogo, el uso arbitrario de gases lacrimógenos y la estigmatización, con consecuencias negativas sobre la integridad, salud y libre ejercicio del derecho de cada persona a reunirse, expresarse y manifestarse pacíficamente y sin armas”. Del mismo modo señaló que se han evidenciado casos de falta de respeto a los derechos humanos por parte de algunos manifestantes que participan en las marchas de protesta, en contra de personas que ostentan autoridad y de otras que no participan en las protestas.