El Padre German Flores sigue alrededor de serias acusaciones

49

Tras destaparse el supuesto delito de violación que protagonizó el padre German Flores, de la iglesia Inmaculada Concepción de la ciudad de Danlí, han salido a la luz varios mensajes que delatarían la culpabilidad de este sacerdote del departamento de El Paraíso.

La Fiscalía investiga las denuncias de tres afectadas y la hermana de una joven, que antes de morir le confesó los abusos sexuales que padeció de parte del padre, quien la besaba a la fuerza cuando ella tenía ocho años.

Según dieron a conocer a un noticiero, los familiares de la joven Marjorie Almendarez de 27 años, ella fue abusada sexualmente por el sacerdote en el año 2,000; cuando apenas era menor de edad.

Según Isis Almendarez, hermana de la joven Marjorie, ella no había dicho nada antes de su muerte porque su madre no le iba a creer que el padre había abusado de ella.

Lo anterior, porque la familia de Marjorie era muy a apegada con el sacerdote; y tenían buena relación con él.

Hasta el momento, en la sede fiscal de la capital se encuentran dos denuncias formales, mientras tanto, otras dos son del conocimiento de los fiscales a cargo del caso, por lo que estarían ya tomando las declaraciones a las afectadas.

El Ministerio Público abrió líneas investigativas para determinar si el sacerdote cometió los abusos por los cuales ha sido denunciado y deducir responsabilidad penal en su contra o absolverlo de cualquier acusación.

Estos mensajes fueron tomados de una conversación vía WhatsApp, entre el padre Flores y una de las demandantes.

Nos hemos enterado de las barbaridades que usted le ha venido haciendo a los niños hace ya más de 17 años. Bueno, esos son los casos recopilados; sabe Dios cuántos más hay”, cita uno de los mensajes enviados al padre German Flores.

Sabemos de lo que le hizo a las niñas Aguilar y a las del Maguelar. Y queremos su renuncia a todo cargo de nuestra iglesia. También que se entregue a las autoridades y que pague por todas las vidas que ha arruinado”, agrega otro de los mensajes.

Por su parte, el sacerdote, aunque no revela que en realidad abusó sexualmente de las menores, si anuncia que “cometió errores” en el pasado. Pero que sobre estos ya pidió perdón al Señor.

Como humano reconozco que en el pasado cometí error. Pero con gran dolor en el alma hace varios años me arrepentí de corazón y le pedí perdón al Señor. Desde entonces he comprendido que toda persona es sagrada; y aprendí a tratarles con veneración y respeto, no importando su edad y condición. Y si en la vida pasada ofendí, igual yo estoy dispuesto a hablar y a pedir el perdón por mi ofensa proferida. Hoy estoy muy asustado después de leer sus mensajes. ¡Siento que me muero!”, son las supuestas palabras del padre Flores.