El presidente Juan Orlando Hernández inauguró hoy en Iriona Puerto, Colón, las obras de construcción del puente sobre el Rio Sangralaya que beneficiará a más de 12 comunidades garifunas que han esperado toda su vida para poder contar con la estructura y que les permitirá acceder a mejores condiciones de transporte y servicios básicos.

El puente representa un medio de alivio para las comunidades de Punta Piedra, Cusuna, Ciribolla, Iriona Viejo, San José de La Punta e Iriona Puerto que se comunican con Sangrelaya, Cocalito, Tocamacho, San Pedro de Tocamacho, Batalla y La Playa, todos pueblos garifunas.

Las obras implican la construcción de un puente con ancho de calzada de 4.20 metros para evitar el tráfico vehicular en los dos carriles con sus respectivas aceras y una super estructura que tendrá de longuitud más de 52 metros lineales.

El puente beneficiará a más de 21 mil pobladores del Municipio de Iriona, que tiene una extensión territorial de 4,289.4 kilómetros cuadrados y que cubre a 10 aldeas y caseríos de la región.

El tiempo estimado de la obra es de 6 meses, el coste supera los 24 millones de lempiras y los trabajos se realizan con fondos nacionales.

La obra servirá para unir a los departamentos de Colón y Gracias a Dios, lugares donde predomina un clima tropical que provoca el desborde de ríos y quebradas que colapsan producto de las fuertes lluvias.

Los desastres naturales a su vez impiden el paso de vehículos y transeúntes a diferentes lugares donde se comercializan cultivos de café, algodón, babanos y mariscos, entre otros.