El Fiscal General de la República, Óscar Fernando Chinchilla, junto a sus homólogos de Guatemala, Thelma Aldana y El Salvador, Douglas Meléndez, comenzaron este jueves una visita oficial por Washington DC, donde sostendrán una serie de reuniones con autoridades de gobierno.
La visita se produce en el marco de las efectivas relaciones que Estados Unidos mantiene con los Ministerios Públicos de los tres países que conforman el Triangulo Norte de Centroamérica, especialmente en temas de cooperación, combate contra el crimen organizado y lucha anticorrupción, todo ello enmarcado en el Plan de la Alianza para la Prosperidad.
En el caso de Honduras, bajo el liderazgo del Fiscal Chinchilla se han ejecutado los más grandes golpes a la criminalidad organizada y el narcotrafico en la historia del país, muchos de ellos con apoyo de Estados Unidos.
En ese contexto, la agenda de trabajo a desarrollar por parte de los Fiscales Generales de Honduras, Guatemala y El Salvador, va orientada a fortalecer el trabajo conjunto que se tiene con distintas agencias e instituciones estadounidenses, sobre todo con las que persiguen el delito y el tráfico de drogas internacional.
Es por ello que, la primera reunión de trabajo de Chinchilla, Aldana y Meléndez es con los congresistas Eliot Engel, Ileana Ros-Lehtinen, Jeff Duncan, Albio Sires ‪y Norma Torres, cuyo apoyo bipartidario a los Ministerios Públicos del Triángulo Norte de Centroamérica, ha sido reiterado en distintas ocasiones.
La última manifestación de respaldo de los congresistas se produjo ayer, luego que el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobara por unanimidad la resolución H. Res. 145, la cual reafirma el apoyo del Congreso a los esfuerzos contra la corrupción en el Triángulo Norte de Centroamérica.  
En particular, la resolución reconoce el trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) y los esfuerzos de los Fiscales Generales de Honduras, Guatemala y El Salvador, y reitera que el combate a la corrupción es una prioridad para la política estadounidense hacia Centroamérica.