A tempranas horas de este martes se empezó a realizar un operativo de inspección en la cárcel de máxima seguridad “El Pozo”, ubicada en Ilama, occidente de Honduras.

Las acciones están bajo el control de al menos 400 efectivos de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), en acompañamiento del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

De acuerdo al portavoz de Fusina, José Coello, este operativo tiene el objetivo de mantener el control y registro físico de los privados de libertad.

“Estamos realizando estos operativos a solicitud del INP, a fin de decomisar armas, drogas, artefactos explosivos y municiones. Recordemos que se ha realizado anteriormente inspecciones donde no hemos encontrado nada”, indicó Coello.

De igual manera, detalló que en los alrededores de “El Pozo” se están haciendo diferentes operativos.

“Las inspecciones son en diferentes módulos del centro penitenciario. También se está ejecutando revisiones físicas de la cárcel para evitar cualquier tipo de incidente desfavorable”, confió el vocero de Fusina.

A parte de los registros en esa cárcel de máxima detención en el país, las autoridades explicaron que de la misma forma se revisa el centro de detención para menores Renaciendo y el adaptado en las instalaciones del Comando de Operaciones Especiales COBRA. Coello, informó que en las próximas horas se estarán detallando sorbe los resultados del operativo que se realiza.

Cabe mencionar, que en las inspecciones participan fiscales del Ministerio Público y miembros de Derechos Humanos del Estado hondureño.