Hijo narcotraficante hondureño Juan Ramón Matta se declara culpable en Estados Unidos

210

Un hijo del narcotraficante hondureño Juan Ramón Matta Ballesteros, quien desde 1990 cumple cadena perpetua en una cárcel de Estados Unidos, se declaró culpable ante un juez estadounidense de un delito de tráfico de drogas.

Así lo informó hoy en Tegucigalpa su abogado, Marlon Duarte, quien dijo a periodistas que Juan Ramón Matta Waldurraga presentó el 7 de diciembre de 2017 su declaración de culpabilidad ante una corte de Nueva York.

Según Duarte, Matta Waldurraga se declaró culpable del delito de “conspiración para el tráfico de drogas” en Estados Unidos.

Además de admitir su culpabilidad, el hondureño acordó con la juez Kiyo Matsumoto, que lleva el caso, entregar 1,7 millones de dólares, según medios locales hondureños.

En una carta divulgada hoy por medios hondureños, Matta Waldurraga afirmó que se declaró culpable de “conspiración” y que no ha llegado “a acuerdos para obtener un beneficio sin fundamento” y que está “bajo el sometimiento de la ley estadounidense”.

“No tengo afrentas con absolutamente nadie, no he llegado a acuerdos para obtener un beneficio sin fundamento, estoy bajo el sometimiento de la ley estadounidense, siempre dentro del marco de la legalidad que espero con certeza será aplicado a mi persona”, subrayó.

Aseguró que decidió entregarse a las autoridades estadounidenses para “poner fin a tantas especulaciones” hechas en su país en su contra por atribuirle “actos que nos son ciertos y que en este país neutral” demostró “lo contrario de dichas informaciones”.

El hondureño afirmó que para él es más importante “el bienestar” de su familia y para “la tranquilidad de ellos y darle un término a décadas de sistemática destrucción y bajo el estricto acogimiento a Dios, que es quien todo lo ve y todo lo sabe” espera “una resolución justa apoyada en las verdades de los que la justicia debe nutrir”.

Matta Waldurraga, quien en agosto de 2017 se entregó de manera voluntaria a miembros de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), no tenía orden de captura en Honduras.

Su padre fue capturado en Tegucigalpa en abril de 1988 por agentes de la DEA y fue llevado a Estados Unidos, donde en enero de 1990 fue condenado a cadena perpetua.

En agosto de 2014, las autoridades hondureñas aseguraron varios bienes inmuebles de Matta Ballesteros, registrados a nombre de sus hijos, porque habrían sido adquiridos mediante acciones ilícitas.

En Honduras hay una investigación de las autoridades contra Matta Waldurraga, según las autoridades, que le han incautado a su familia algunos bienes, por presunta tenencia ilícita.

Una reforma constitucional aprobada en 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países, y desde 2014 17 nacionales han sido entregados a Estados Unidos bajo esa figura por narcotráfico.