Indignación en Choluteca, luego que lanzaran bombas lacrimógenas a asistentes en un concierto

16

Todo parecía el sábado una velada romántica en Choluteca con música del grupo “Los Mokuanes”, pero la alegría se tornó en histeria colectiva cuando desconocidos lanzaron bombas lacrimógenas al interior del campo de softbol “Edas Maradiaga”, donde se realizaba el concierto.
Hombres, mujeres y niños llegaron al evento musical en beneficio del Centro Educativo Básico “Tomasa Pinel de Benedetto” para la ampliación y remodelación del inmueble, pero que al sentir los efectos de los gases lacrimógenos salieron aterrorizados del sitio.
El programa inició a las 8:00 de la noche y cuatro horas después, desconocidos desde el exterior del local, lanzaron por lo menos tres bombas lacrimógenas, afectando a cientos de personas de edades diversas que disfrutaban de la música del recuerdo interpretada por “Los Mokuanes”.
La histeria se apoderó de las personas y buscaron lugares por dónde salir para evitar la inhalación del gas de las bombas lacrimógenas, al punto que derribaron un cerco de malla ciclón.
El lugar del evento musical está ubicado a no menos de 100 metros del Hospital General del Sur, hasta donde parientes y amigos llevaron a los afectados para su restablecimiento en su estado de salud, así como lo hicieron también los bomberos y la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).
El alcalde del municipio de Choluteca, Quintín Soriano, condenó lo sucedido, al tiempo de pedir a los cuerpos de seguridad del Estado que investiguen el atentado para que los responsables sean presentados ante las autoridades competentes y se les aplique el peso de la ley.
Autoridades policiales investigan el caso para capturar a quienes lanzaron las bombas lacrimógenas y afectaron a muchas personas.

Indignación

Policía ya tendría identificada personas para proceder legalmente sobre la problemática en Choluteca donde el fin de semana manifestantes lanzaron lacrimógenas en un concierto a favor de una escuela.

 El alcalde de Choluteca, Quintín Soriano se mostró apesarado e indignado por esta acción ocurrida en la Sultana del Sur.