Jornada por una Honduras inclusiva en el Día Internacional contra el Racismo

354

En presencia de cientos de ciudadanos de la capital, la Dirección de Pueblos Indígenas y Afro hondureños (DINAFROH), adscrita a la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), realizó una jornada especial en el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, por una Honduras inclusiva y con pleno goce de los derechos humanos.

Así, la Dirección, realizó una serie de actividades, entre ellos compra de alimentos producidos por micro empresarios indígenas y afro hondureños.

Además, se desarrolló un programa artístico y lectura de declaraciones en rechazo de la discriminación racial en Honduras.

En la jornada participaró el Ballet Nacional Garífuna de Honduras y el Ballet Nacional Folclórico de la Dirección de Cultura y Arte, habrá también cantantes como Telly Castro y Jafet Flores que interpretaron una canción por la inclusión.

Aprovechando que también se celebra el Día Internacional del Teatro también, estudiantes de la Escuela de Formación Artística participaron con su obra La leyenda del Arcoíris.

En Honduras conviven nueve pueblos culturalmente diferenciados: Lencas Nahuas, Miskitu, Pech, Tolupanes, Tawahka, Miskitu, Chortie, Negros de habla inglesa y Garífuna.

El día contra el racismo fue instituido por la Organización de las Naciones Unidas en 1966 en honor a las víctimas que fallecieron cuando protestaban contra el Apartheid en Sharperville, Sudáfrica. La Policía abrió fuego contra ellos, un 21 de marzo de 1960.

La DINAFROH celebra desde hace 5 años actividades que exhortan a la reflexión colectiva en Honduras.

Este año la actividad se desarrolló en el Parque Central de Tegucigalpa, encabezada por el Tulio Mariano Gonzales, director de la DINAFROH y en representación del ministro de SEDIS, Reynaldo Sánchez.

El ministro Sánchez, invitó a todos los hondureños a contribuir a la lucha contra la discriminación racial y el sí a la inclusión social en Honduras. Hagamos de Honduras un país ejemplo, inclusión sí, racismo no.