Este lunes se ha declarado culpable a José “Chepito” Handal y a su esposa Edna Hernández por el delito de lavado de activos.

En este caso no pudieron justificar 44 millones de lempiras ante el TSC.

En este caso, en razón de su fallecimiento se extinguió la acción penal contra José Miguel Handal Larach.

Durante el Juicio, el Ministerio Público demostró con medios de prueba documentales, testificales y periciales, que los encausados y sus empresas relacionadas no tienen cómo justificar una serie de adquisiciones de activos que en total ascienden a más de 50 millones de lempiras.

De acuerdo al Requerimiento Fiscal entablado en el año 2015, la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), bajo la dirección técnica y jurídica de la FESCCO, comenzó con este caso en virtud de haberse detectado movimientos injustificados de activos a través de productos bancarios propiedad de la familia Handal, tanto en Honduras como en Estados Unidos, lo que derivó en procesos investigativos, la obtención de información en el extranjero y la práctica de análisis financieros, determinándose la existencia de elementos suficientes para cuestionar el origen de los bienes.

Lo anterior, provocó que las acciones de privación de dominio se dirigieran incluso sobre sociedades mercantiles distintas a las que por un tiempo fueron designadas por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en ingles) en la lista “Kinping” del Departamento de Tesoro de Estados Unidos.

Cabe señalar, que de la comparación y contraste de los ingresos y egresos de los enjuiciados, se puede deducir que adquirieron un gran número bienes y que el manejo de dinero fue mayor que los ingresos percibidos, desconociéndose, para el caso, el origen legal y económico de 52 millones 506 mil 189 lempiras con 83 centavos.

Tales hechos, forman parte del legajo probatorio con el que se dio convicción a los Jueces de Sentencia para que arribaran a este Fallo Condenatorio.

Como se recordará, el imputado Handal Pérez ya fue condenado a 10 años de cárcel por narcotráfico en Utila, además de estar acusado por similares hechos por la justicia norteamericana.