El presidente Juan Orlando Hérnández y la Primera Dama, Ana García participaron hoy en el proceso de licitación para el Proyecto de Construcción de Ciudad Mujer, en San Pedro Sula, el tercero que se pretende construir en Honduras con el objetivo de atender a las mujeres mediante un esquema de asistencia a todo nivel.

El predio está ubicado en la Colonia Miunicipal, al lado este del Estadio Olímpico de San Pedro Sula. El proyecto de construcción está destinado a realizarse en un plazo mínimo de 8 meses y un máximo de 10.

Ciudad Mujer en San Pedro Sula es el tercer complejo que se comenzará a construir a finales de 2017 y que tiene como objetivo constituirse en un eslabón que consolida y fortalece la Política de Estado hacia el desarrollo de la mujer en Honduras.

El primer Centro Ciudad Mujer se inauguró en Tegucigalpa en la Colonia Kennedy a un valor superior a los 87 millones de lempiras y se inauguró en marzo de 2017. El segundo inicia en octubre en la ciudad de Choloma, Cortés a un costo que supera los 120 millones de lempiras. Se pretende atender a no menos de 45 mil mujeres al año, en cada uno de los centros.

Los proyectos de Kennedy y Choloma se decidió financiarlos con fondos nacionales, mientras que el de San Pedro Sula se hará realidad con fondos concedidos por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Con Ciudad Mujer, el Gobierno de la República busca fortalecer y promover la autonomía económica de las mujeres, a través de su participación en el mercado laboral, facilitar la atención integral de salud de las mujeres, así como fortalecer las acciones de prevención de la violencia contra las mujeres, las acciones de prevención de embarazos en adolescentes, servicios de atención infantil.

De igual forma, por medio de Ciudad Mujer se planifica promover el empoderamiento de las mujeres en sus derechos económicos, sociales y civiles.

El Programa Ciudad Mujer, entre sus principales resultados busca incrementar el porcentaje de mujeres de 15 años o más con ingresos laborales propios, reducir la tasa de mortalidad materna por cáncer (cérvico-uterino y de mama), así como reducir la tasa de Violencia Contra La Mujer, ya sea física o sexual ejercida por la pareja u otra persona), mayor a los 15 años.

Al mismo tiempo se busca reducir la tasa de embarazo en dolescentes de 15 a 19 años y reducir la mortalidad infantil en menor de un año.